Enlaces para accesibilidad

FBI admite que no respondió a denuncia sobre pistolero de Florida


Una biblia y velas colocadas por voluntarios durante una vigilia por las víctimas del tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, el jueves 15 de febrero de 2018.

El Departamento Federal de Investigaciones (FBI) reconoció el viernes que manejó mal un dato de enero de que el hombre de 19 años acusado de matar a 17 personas en una escuela secundaria de Florida tenía armas y el deseo de matar.

Una persona cercana al pistolero Nikolas Cruz llamó al FBI el 5 de enero para advertir que Cruz poseía armas de fuego, había hecho perturbadoras publicaciones en redes sociales y tenía el potencial de realizar un tiroteo en una escuela, pero sus protocolos no fueron seguidos, informó el FBI en una declaración.

Esta denuncia no parece estar relacionada con el comentario previamente reportado de YouTube en el que una persona llamada Nikolas Cruz dijo "Voy a ser un atacante profesional de escuelas". El FBI reconoció haber recibido esa denuncia también, pero falló en vincularla con el pistolero acusado.

"De acuerdo con los protocolos establecidos, la información provista por la persona que llama debió haber sido evaluada como una amenaza potencial a la vida", dijo el FBI en su declaración del viernes. "La información entonces debería haber sido enviada a la oficina de campo del FBI en Miami, donde se hubieran tomado las medidas de investigación apropiadas. Hemos determinado que estos protocolos no se siguieron ".

El segundo tiroteo más mortífero en una escuela pública en la historia de EE.UU. también generó inquietudes sobre posibles fallas en la seguridad escolar y despertó el debate en curso sobre los derechos de las armas, que están protegidos por la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense.

"Todavía estamos investigando los hechos", dijo el director del FBI Christopher Wray en el comunicado. "Hemos hablado con las víctimas y las familias, y lamentamos profundamente el dolor adicional que esto causa a todos los afectados por esta horrible tragedia".

Los líderes, incluido el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, relacionaron las enfermedades mentales con la violencia del miércoles, sugiriendo que era responsabilidad del público advertir a los funcionarios sobre dichos peligros.

"Tantas señales de que el atacante de Florida sufrió una perturbación mental, incluso (fue) expulsado de la escuela por un comportamiento malo e irregular", dijo Trump en un tuit del jueves. "Los vecinos y compañeros de clase sabían que él era un gran problema. ¡Siempre debe informar tales casos a las autoridades, una y otra vez!

Cruz, que había sido expulsado de la escuela donde presuntamente organizó su ataque por razones disciplinarias no divulgadas, realizó una breve presentación ante el tribunal el jueves y se ordenó su detención sin fianza.

"Es un ser humano roto", dijo a los periodistas su abogada, la defensora pública Melissa McNeill. "Está triste, está triste, tiene remordimientos".

El tiroteo del miércoles se ubica como la mayor pérdida de vidas por la violencia con armas en escuelas desde el tiroteo en 2012 en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, que segó la vida a 20 estudiantes de primer grado y seis maestros.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG