Enlaces para accesibilidad

Aumentan delitos de odio en EE.UU. especialmente en grandes urbes


Tom Garing, un jubilado voluntario limpia un grafitti pintado en la pared de una mezquita en Roseville, California.

Los delitos de odio, incluyendo ataques a judío-estadounidenses y musulmanes aumentaron en varias importantes ciudades de Estados Unidos en 2016, enfatizando un incremento que comenzó en la campaña presidencial y que ha continuado sin declinar según datos recolectados por investigadores de la Universidad Estatal de California, en San Bernardino.

Información dada a conocer por el Center for the Estudy of Hate and Extremism (Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo), parte de la Universidad, muestra que los delitos de odio en por lo menos siete centros urbanos importantes que incluyen a Nueva York, Chicago y Columbus, en Ohio, registraron aumentos de doble dígito el año pasado.

Por ejemplo: En la Ciudad de Nueva York aumentaron 24% los delitos de odio, el mayor incremento en más de una década. El estado de Nueva York tuvo un incremento del 20%. Chicago un aumento del 24%, el mayor desde al menos 2010.

En Cincinnati, Ohio, el aumento fue de 38%. En Columbus, Ohio, de casi 10%. En el Condado de Montgomery, Maryland, vecino de Washington D.C., hubo un incremento de más de 42%. Y Seattle, Washington, registró un aumento de más del 6% en acosos maliciosos.

Aunque los datos son preliminares, basados en información provista por la policía local y agencias de gobierno, la información da una idea inicial de las tendencias de los delitos de odio en 2016.

En Filadelfia, decenas de personas se han unido en un esfuerzo organizado pra limpiar y restaurar un cementerio judío donde vándalos dañaron cientos de lápidas.
En Filadelfia, decenas de personas se han unido en un esfuerzo organizado pra limpiar y restaurar un cementerio judío donde vándalos dañaron cientos de lápidas.

Delitos de Odio

El Departamento Federal de Investigaciones, FBI, define un delito de odio como "una ofensa criminal contra una persona o propiedad motivada en general o en parte por el prejuicio de un ofensor contra una raza, religión, discapacidad, orientación sexual, etnia, género o identidad de género".

El más reciente informe del FBI sobre delitos de odio, emitido en noviembre pasado, muestra un aumento del 7% en ese tipo de ofensas en 2015, con incidentes contra musulmanes-estadounidenses habiendo incrementado en 67%.

Brian Levin, un criminólogo que preside el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo, dice que todavía falta ver si el aumento que ha visto en las siete áreas urbanas de Estados Unidos se verá reflejado en las tendencias de toda la nación.

Las siete jurisdicciones "tienen una población decente y un número estadísticamente relevante de casos donde por lo menos podemos sacar algunas conclusiones preliminares sobre una tendencia general" dijo Levin. Pero explicó explicó que mucho de ello no solo está relacionado con sucesos que ocurren toda la nación, sino también en cada localidad.

El aumento continuó este año en varias regiones, lo que refleja una reciente ola de amenazas de bomba contra centros comunitarios judíos y escuelas, así como amenazas telefónicas contra mezquitas y musulmanes.

Muchos delitos no son reportados

En la Ciudad de Nueva York, hubo 100 delitos de odio del primero de enero al 5 de marzo de este año, en comparación con 47 el año pasado en el mismo periodo, según los datos de Levin. Los delitos de odio contra judíos en la ciudad subieron un 189%, de 19 en los primeros dos meses de 2016 a 55 este año.

En Chicago, el Departamento de Policía registró 22 delitos de odio en los tres meses que siguieron a las elecciones de noviembre, incluidos 13 en las primeras cinco semanas de 2017, más de triple del número registrado en las primeras cinco semanas del año pasado.

Betsy Shuman-Moore, directora de proyectos de vivienda justa y de vigilancia de delitos de odio para el Chicago Lawyers’ Committee for Civil Rights Under Law, dice que los delitos de odio en Chicago, al igual que en muchas otras ciudades, a menudo no son reportados ya sea porque las víctimas desconocen las leyes sobre este tipo de ofensas o porque temen reportarlas.

"Es un delito muy poco reportado", dice Shuman-Moore.

El Southern Poverty Law Center, un grupo de Montgomery, Alabama, conocido por llevar registro de los delitos de odio, contó 1.372 incidentes de odio, acoso o intimidación durante los tres meses que siguieron a la elección presidencial.

Aumento de grupos anti-islámicos

"Basados en todo lo que vemos, parece que los delitos de odio están aumentando", dijo Ryan Lenz, un periodista investigador del Centro.

El número de grupos de odio en Estados Unidos subió a 917 en 2016, de 892 en 2015, informó el Centro el mes pasado. El incremento más visible fue en el número grupos de odio anti-musulmanes, que subieron a 101 en 2016, de 34 en 2015.

¿Qué impulsa este aumento en delitos de odio?, varias cosas. Aunque los recientes ataques terroristas y la venenosa retórica han sido culpadas por alentar la violencia contra los musulmanes, Lenz dice que el antisemitismo es impulsado por el aumento del sentimiento nacionalista blanco durante la campaña presidencial.

"No se puede evaluar el aumento en delitos de odio sin considerar el clima político en que vivimos, el cual ha llevado la ideología extremista al frente de nuestra maquinaria política", agregó.

Condena presidencial

En su discurso ante el pleno del Congreso el 28 de febrero, el presidente Donald Trump condenó los ataques recientes contra judíos-estadounidenses e indios, diciendo que "somos un país que permanece unido en la condena al odio y la maldad en todas sus formas".

Entretanto, todos los senadores estadounidenses firmaron una carta al FBI, el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Interior, pidiendo esta semana más ayuda para los centros y escuelas judías que han recibido numerosas amenazas de bomba.

Shuman-Moore, del Comité de Abogados de Chicago, dice que su organización ha estado en contacto con funcionarios del Departamento de Justicia y del Departamento de Seguridad Interior, "y ellos han mostrado su compromiso a combatir los delitos de odio".

No obstante, dice que "Es muy importante que el presidente realmente haga una fuerte declaración contra los delitos de odio".

Masood Farivar/VOA

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG