Enlaces para accesibilidad

Cámara de Representantes aprueba llevar a Trump a juicio político


La decisión de llevar a juicio político al presidente Donald Trump fue tomada este miércoles 18 de diciembre de 2019 en la Cámara de Representantes, dirigida por la demócrata Nancy Pelosi. El presidente reaccionó desde un mitin para su campaña presidencial desde Michigan.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos decidió el miércoles someter al presidente Donald Trump a juicio político, convirtiéndolo en el cuarto mandatario encausado con este proceso en la historia del país y el tercero que será enjuiciado.

Los cargos que se le imputan bajo la Resolución 755 son por dos artículos, abuso de poder (I) y obstrucción del Congreso (II).

Después de varias horas de debate, los congresistas votaron 230 a favor y 197 en contra, en referencia al abuso de poder.

Por el artículo de obstrucción al Congreso la votación fue 229 a favor y 198 en contra.

No está claro qué tan rápido el proceso pasará al Senado, de mayoría republicana, para un juicio que probablemente termine con la absolución de Trump.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo que el juicio sería una prioridad en enero, y planeaba hablar sobre el juicio político el jueves por la mañana en el Senado.

Antes de que el Senado aborde el asunto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, debe enviar al Senado los artículos de juicio político y, poco después de la votación, el miércoles por la noche, no precisó en qué momento lo haría. Dijo que quiere ver más de los líderes del Senado sobre cómo planean llevar a cabo el juicio antes de que la Cámara elija quién actuará como fiscal.

El presidente Trump, quien viajó el miércoles a Michigan para un mitin de su campaña presidencial dijo ante los presentes: "Esta destitución partidista sin ley es una marcha política de suicidio para el Partido Demócrata. ¿Has visto mis encuestas en las últimas cuatro semanas?".

Los congresistas acusan al presidente de presionar a su homólogo ucraniano para investigar a su rival político, el precandidato demócrata Joe Biden, a cambio de ceder ayuda militar congelada y una reunión en la Casa Blanca.

“Es trágico que las acciones imprudentes del presidente hagan necesario el juicio político. No nos dio otra opción. Es un hecho que el Presidente es una amenaza constante para nuestra seguridad nacional y la integridad de nuestras elecciones, la base de nuestra democracia", dijo Pelosi.

Andrew Johnson y Bill Clinton fueron acusados formalmente y tuvieron un juicio político. Mientras que Richard Nixon terminó renunciando antes de que su proceso llegara al voto.

Por su parte, el líder de la mayoría demócrata de la Cámara, Steney Hoyer, insistió en que Trump lo que hizo fue "ponerse del lado de Putin y quitó fondos de nuestras agencias de inteligencia para construir un muro fronterizo".

La votación se dio con pocas sorpresas, con los legisladores siguiendo las líneas de cada partido, pero dos miembros del Partido Demócrata votaron en contra, en cuanto al artículo I, referido al abuso de poder y 3 en lo concerniente a obstrucción del Congreso.

Con la luz verde de la Cámara, la acusación contra Trump pasa al Senado, donde se llevará a cabo el juicio político. Se necesitan dos tercios (67 de los 100) del legislativo para "condenar" al presidente y destituirlo.

La defensa

En caso de que el Senado vote en contra de la destitución, escenario plausible dado que los republicanos controlan solo 53 escaños, el presidente será impugnado pero no condenado.

En un mensaje en Twitter en horas tempranas de la mañana, Trump rebatió todos los argumentos que hay en su contra:

"¿Pueden creer que la izquierda radical me acusará hoy? No hice nada, Demócratas, y no hice nada mal. Una cosa terrible. Lee las transcripciones. Esto nunca debería sucederle a otro presidente nuevamente. ¡Haz una plegaria!", indicó.

El líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, sentenció: "Este presidente (Trump) va a ser el presidente hoy, mañana y cuando concluya este juicio político".

McCarthy dijo que los demócratas han fracasado en el juicio y en el mismo debate.

Un legislador republicano de Georgia dijo el miércoles que Jesús recibió un trato más justo antes de su crucifixión que el que afronta el presidente de Estados Unidos en el proceso por cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, reportó Reuters.

"Cuando Jesús fue acusado falsamente de traición, Poncio Pilato le dio la oportunidad de enfrentar a sus acusadores", dijo el congresista Barry Loudermilk en el pleno de la Cámara de Representantes. "Durante ese juicio simulado, Poncio Pilato le garantizó más derechos a Jesús que los demócratas a este presidente en este proceso".

Trump ha negado las acusaciones, ha dicho que el proceso es "un engaño" y justo el martes expresó: "No estoy preocupado". También envió una carta de seis páginas a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, diciendo que son los demócratas, y no Trump, quienes han cometido los actos alegados en los artículos de juicio político.

Reacciones al proceso

La presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel, emitió declaraciones sobre lo acaecido este día en la Cámara, asegurando que al llevar al presidente Trump a un juicio político, los demócratas han abonado a su reelección.

"Hoy se hizo historia, pero no de la manera que los demócratas habían esperado. Con esta votación, Nancy Pelosi y sus compañeros de juicio político han asegurado la reelección del presidente Trump y el regreso de una mayoría republicana a la cámara", dijo la presidenta McDaniel sobre lo acaecido este día en la Cámara.

McDaniel agregó además que "el pueblo estadounidense le ha dado la espalda a esta farsa partidista y ve a los demócratas en el Congreso por lo que realmente son: políticos cuyo único objetivo es anular el resultado de las elecciones del 2016 y no abordar los problemas reales que prometieron resolver. En 2020, los votantes reelegirán al presidente Trump y elegirán a candidatos que realmente trabajen en su nombre y no a aquellos que se obsesionan por destruir a un presidente debidamente elegido".

La Casa Blanca por medio de un comunicado de prensa indicó que confiaba en que el Senado de los EE.UU. exoneraría al presidente en un juicio.

Stephanie Grisham, portavoz de la Casa Blanca citó que "el presidente confía en que el Senado restablecerá el orden regular, la justicia y el debido proceso". También añadió que Trump "está preparado para los próximos pasos y confía en que será exonerado por completo".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG