Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca: "Corker extendió la alfombra roja para el acuerdo con Irán"

  • Voz de América - Redacción

El senador Bob Corker describió a la Casa Blanca como una guardería para adultos y dijo Trump se arriesga a llevar al país rumbo a la “Tercera Guerra Mundial”.

El presidente Donald Trump llamó al senador Bob Corker "pequeño Bob Corker" este martes, intensificando su disputa con el republicano de Tennessee, quien tildó a la casa blanca como "una guardería para adultos" y le dijo al New York Times que Trump se arriesga a llevar al país rumbo a la “Tercera Guerra Mundial”.

En Twitter Trump hoy acusó a Corker por su entrevista concedida al New York Times el domingo. Corker, por su parte respondió a Trump y dijo que la conducta del presidente "tendría que preocupar a cualquiera".

Entre tanto este martes, la Casa Blanca dijo que "el Senador Corker trabajó con Nancy Pelosi y la administración Obama con el fin de allanar el camino para la ley del acuerdo nuclear con Irán".

"Básicamente, extendió la alfombra roja para el acuerdo", dijo Sarah Huckabee Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca.

Corker, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, se pronunció repetidamente en contra del acuerdo para limitar el programa nuclear de Teherán antes de que fuera negociado por las potencias mundiales en 2015.

La disputa no beneficia a Trump porque el presidente necesitará a Corker si quiere obtener cambios en el Senado, donde la estrecha mayoría no pudo derogar la ley de salud conocida como Obamacare.

Esta discusión pública entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el senador republicano Bob Corker, amenaza con complicar y alargar el esfuerzo por avanzar la reforma tributaria y otras prioridades legislativas republicanas en la Cámara Alta del Congreso, donde el partido oficialista ya muestra señales de división.

Corker, senador por Tennessee desde 2007, anunció hace dos semanas que no buscará su reelección en las elecciones legislativas del próximo año y desde entonces ha sacado más a menudo sus avenencias con el presidente.

El domingo Trump también criticó a Corker en Twitter, afirmando que el legislador le rogó por su apoyo para las elecciones legislativas del próximo año y como se lo negó, Corker decidió anunciar su retiro

La pugna es algo que los republicanos no necesitan para avanzar su agenda en el Senado, que controlan por un margen de 52-48. La mayoría de los demócratas están unidos en su oposición a esa agenda y el oficialismo no podrá aprobarla si pierde el apoyo de más de dos legisladores del partido.

La disputa entre Trump y Corker amenaza con distanciar aún más al presidente de senadores clave como John McCain, quien evitó previamente este año que el partido derogara la ley de salud Obamacare.

Pero el resto de legisladores republicanos prefirieron guardar silencio el lunes. El único que se animó a hacer recomendaciones fue el senador por Iowa, Chuck Grasley, que dijo que tanto Trump como Corker deberían “calmarse”.

El lunes por la noche, el exjefe de estrategia de Trump, Stephen Bannon, dijo que Corker debería “renunciar de inmediato” si es que le queda “algo de honor y decencia”.

“Corker, [el líder de la mayoría republicana en el Senado Mitch] McConnell y el aparato entero globalista” del Partido Republicano “se tienen que ir’, reiteró Bannon.

La reforma tributaria, entre otros temas pendientes, ofrece a los republicanos la posibilidad de mostrar que pueden gobernar y atraer a votantes para las elecciones de medio término de noviembre de 2018. Si fracasan, podrían perder el control de la Cámara de Representantes.

Trump y destacados republicanos presentaron un plan para rebajar los impuestos a las empresas y las personas, el primer cambio profundo al código tributario estadounidense desde 1986. Esperan completar la tarea para enero.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG