Enlaces para accesibilidad

Dimite asesor de seguridad nacional Michael Flynn

  • AP

Flynn se disculpó con Pence la semana pasada, tras un informe del Washington Post afirmando que el consejero de seguridad nacional ha discutido las sanciones con el enviado ruso.

Su marcha supone el mayor revés hasta el momento para el equipo de asesores del republicano apenas un mes después de su llegada a la Casa Blanca.

La carta de renuncia de Flyn

En el curso de mis responsabilidades como Asesor de Seguridad Nacional entrante, sostuve numerosas llamadas telefónicas con mis contrapartes extranjeras, ministros y embajadores. Estas llamadas buscaban facilitar una suave transición y comenzar a construir las relaciones necesarias entre el Presidente, sus asesores y líderes extranjeros. Tales llamadas son una práctica estándar en cualquier transición de esta magnitud.

Desafortunadamente, debido al rápido paso de los eventos, inadvertidamente proporcioné al vicepresidente electo y a otros información incompleta sobre mis llamadas telefónicas con el embajador ruso. He ofrecido sinceras disculpas al Presidente y al Vicepresidente y ellos las han aceptado.

A lo largo de mis más de 33 años de honorable servicio militar, y de mi período como Asesor de Seguridad Nacional, siempre he realizado mis labores con la mayor integridad y honestidad hacia aquellos para los que he servido, incluyendo al Presidente de Estados Unidos.

Estoy presentando mi renuncia, honrado de haber servido a nuestra nación y al pueblo estadounidense de esa distinguida manera.

También me siento extremadamente honrado de haber servido bajo el presidente Trump, quien en solo tres semanas, ha reorientado la política exterior estadounidense en formas fundamentales para restaurar la posición de liderazgo estadounidense en el mundo.

Mientras me alejo una vez más del servicio a mi nación en esta actual condición, deseo agradecer al presidente Trump su lealtad personal, la amistad de aquellos con los que trabajé a través de la duramente peleada campaña, el desafiante período de transición y durante los primeros días de su presidencia.

Sé que con el fuerte liderazgo del presidente Donald J. Trump y del vicepresidente Mike Pence y el soberbio equipo que están ensamblando, este equipo pasará a la historia como una de las más grandes presidencias en la historia de Estados Unidos, y creo firmemente que el pueblo estadounidense será bien servido mientras trabajen juntos para Hacer a Estados Unidos Grande Otra Vez.

Michael T. Flynn, LTG (Ret). Asistente del Presidente/Asesor de de Seguridad Nacional

El discutido asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, Michael Flynn, renunció al cargo el lunes en la noche tras reportes de que informó erróneamente al vicepresidente, Mike Pence, y a otros funcionarios sobre sus contactos con Rusia.

Su marcha supone el mayor revés hasta el momento para el equipo de asesores del republicano apenas un mes después de su llegada a la Casa Blanca.

En su carta de renuncia, Flynn dijo que mantuvo numerosas llamadas telefónicas con el enviado de Moscú en Estados Unidos durante la transición y dio "información incompleta" sobre esas discusiones al vicepresidente.

Pence, al parecer confiando en la información que le había proporcionado Flynn, dijo en un primer momento que el asesor no había discutido las sanciones con el embajador ruso, aunque éste reconoció más tarde que podrían haber abordado el asunto.

Las revelaciones fueron otro revés desestabilizador para un gobierno que ya encajó una importante derrota legal, no pudo poner en marcha una de sus políticas bandera y protagonizó una serie de tropiezos diplomáticos embarazosos.

Trump designó también el lunes al teniente general retirado Keith Kellogg como asesor de seguridad nacional interino. Kellogg ya había sido nombrado antes jefe del Consejo de Seguridad Nacional y asesoró al candidato republicano en campaña. El presidente considera al exdirector de la CIA, David Petraeus, y el vicealmirante Robert Harward, un SEAL de la Marina, para el puesto, según un alto cargo del ejecutivo.

El relato del equipo de Trump sobre las conversaciones entre Flynn y el diplomático ruso cambió repetidamente a lo largo de varias semanas, incluyendo el número de contactos, las fechas y, en última instancia, el contenido de las conversaciones.

El Departamento de Justicia advirtió semanas atrás al equipo de Trump de que las contradicciones entre sus palabras en público y los detalles reales de las llamadas podrían poner a Flynn en una situación comprometida, dijeron el lunes por la noche a The Associated Press un responsable del gobierno y otras dos personas familiarizadas con la situación.

Una de las personas dijo que la dependencia alertó a la Casa Blanca de que había discrepancias entre lo que los funcionarios decían en público respecto a los contactos de Flynn y los hechos. Una segunda fuente señaló que el Departamento de Justicia estaba preocupado de que Flynn pudiera quedar en una posición comprometida.

La Casa Blanca ha estado al tanto del aviso de Justicia por "semanas", explicó un funcionario del gobierno, aunque no estuvo claro si Trump y Pence habían sido informados.

Las fuentes insistieron en hablar bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a discutir el asunto públicamente. El Washington Post fue el primero en reportar la comunicación entre el Departamento de Justicia, incluyendo a la ex procuradora general Sally Yates, y la administración Trump.

Flynn se disculpó con Pence la semana pasada, tras un informe del Washington Post afirmando que el consejero de seguridad nacional ha discutido las sanciones con el enviado ruso.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que Trump estaba consultando con Pence el lunes sobre sus conversaciones con el asesor de seguridad nacional. Preguntado si el presidente había sido consciente de que Flynn podría discutir las sanciones con el enviado ruso, Spicer dijo: "No, absolutamente no".

Trump, que comenta sobre un flujo constante de temas en su página de Twitter, ha estado extraordinariamente callado sobre el asunto desde que The Washington Post informó la semana pasada que Flynn había discutido las sanciones con el enviado ruso. Un funcionario estadounidense dijo a The Associated Press que Flynn estaba en contacto frecuente con el embajador Sergey Kislyak el día en que el gobierno de Obama sancionó a Rusia por el robo relacionado con las elecciones, así como en otras ocasiones durante la transición.

XS
SM
MD
LG