Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Los DD.HH. en Venezuela siguen siendo violados

  • Voz de América - Redacción

La libertad de prensa en Venezuela fue acosada y los medios de prensa fueron intimidados indica el Departamento de Estado en su informe anual sobre Derechos Humanos.

El gobierno de Venezuela arrestó y encarceló a figuras de la oposición y mostró poco respeto por la independencia judicial o generalmente no permitió que jueces actuaran de acuerdo con la ley sin temor de represalia, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos en su informe anual sobre Derechos Humanos.

El 2017 marca el cuadragésimo primer año que el Departamento de Estado ha producido el Informe Anual sobre Derechos Humanos, como lo ordena el Congreso de Estados Unidos a los efectos de proveer a los que elaboran las políticas una exacta visión de las condiciones de derechos humanos en casi 200 países.

El informe cita este año a Venezuela como uno de los países del hemisferio donde los principales abusos de derechos humanos reportados incluyeron el sistemático y politizado uso del poder judicial para socavar la acción legislativa e intimidar y enjuiciar selectivamente a los críticos.

El gobierno bloqueó durante algún tiempo medios de prensa y acosó e intimidó a estaciones de televisión privadas y otros medios usando amenazas, multas e incautación de propiedades, arrestos, investigaciones criminales y ejecuciones.

Organizaciones no gubernamentales, medios de prensa y agencias del gobierno reportaron asesinatos extrajudiciales por parte de la policía y fuerzas de seguridad, tortura y otros tratamientos crueles, inhumanos o degradantes.

Corrupción, inadecuado entrenamiento policial e inadecuados equipos al igual que insuficientes fondos del gobierno central, particularmente para las fuerzas policiales en los estados y municipalidades gobernadas por la oposición redujo la efectividad de las fuerzas de seguridad, agrega el informe del Departamento de Estado. Agrega que hubo continuos reportes de abuso policial e involucramiento en crímenes incluyendo detenciones ilegales y arbitrarias, asesinatos extrajudiciales, secuestros y excesivo uso de la fuerza.

El informe cita a la ONG Foro Penal para indicar que más de 100 prisioneros políticos continuaban encarcelados en noviembre en Venezuela.

Colombia

Con respecto a Colombia, el informe anual de Derechos Humanos del Departamento de Estado indica que los tres problemas más prevalentes en ese país eran la impunidad, el desplazamiento forzado y la discriminación social.

Un ineficiente sistema de justicia, con un poder judicial en el que los funcionarios están sujetos a amenazas e intimidación limitaron la capacidad del gobierno de enjuiciar efectivamente a muchos individuos acusados de violaciones de derechos humanos, incluyendo funcionarios de gobierno de alto nivel y exmiembros de grupos paramilitares.

La presencia de traficantes de drogas, combatientes guerrilleros y otros grupos armados ilegales continuó desplazando predominantemente a los pobres y las poblaciones rurales.

El informe del Departamento de Estado también cita violencia y discriminación social contra las mujeres, las lesbianas, los gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales, indígenas, afro colombianos, lo que a menudo restringe la capacidad de esos grupos de ejercer sus derechos.

Otro importante problema de derechos humanos en Colombia, según el Departamento de Estado, es el trabajo infantil ilegal y destaca que el gobierno hace esfuerzos para enjuiciar y castigar a los perpetradores de abusos, incluyendo miembros de los servicios de seguridad.

Bolivia

El informe anual sobre derechos humanos elaborado por el Departamento de Estado indica que en Bolivia las prisiones eran crueles y amenazaban la vida debido a la súperpoblación, la falta de control interno y las malas condiciones sanitarias.

Los prisioneros eran responsables de pagar por sus bienes y servicios en la prisión porque los servicios disponibles para las necesidades básicas eran inadecuados.

La ley provee un poder judicial independiente, pero la justicia fue vulnerable debido a la influencia de las ramas ejecutiva y legislativa.
Además la justicia en Bolivia estuvo plagada de alegaciones de corrupción según el informe.

También se menciona que en Bolivia hubo reportes del enjuiciamiento a varios miembros de la oposición por razones políticas. El caso más destacado de persecución política fue el del líder del principal partido opositor, Samuel Doria Medina.

México

Con respecto a México el informe sobre derechos humanos del Departamento de Estado dice que hubo muchos informes de que el gobierno o sus agentes cometieron asesinatos arbitrarios o ilegales, a menudo con impunidad.

Grupos criminales organizados también fueron implicados en numerosos asesinatos, a menudo actuando con impunidad y a veces en conexión con funcionarios estatales, locales y de seguridad corruptos.

El informe cita a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que reportó 27 quejas por “privación de libertad” entre enero y noviembre.

El Salvador

El principal problema de derechos humanos en El Salvador indica el informe del Departamento de Estado es la extorsión generalizada y otros delitos en comunidades pobres en todo el país.

Otros problemas de derechos humanos incluyeron duras condiciones en el trato a los prisioneros, largas detenciones previas a un juicio, restricciones a la libertad de prensa, tráfico de personas y contrabando de migrantes.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG