Enlaces para accesibilidad

Puigdemont llama a una “oposición democrática” y sin violencia

  • Voz de América - Redacción

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, negó la legitimidad de las acciones adoptadas el viernes por el gobierno central, pero llamó a la calma y a la oposición pacífica.

Oficialmente destituido como responsable de la región nororiental española, el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, hizo un llamado el sábado a una “oposición democrática” y sin violencia.

A través de un video transmitido por TV3, Puigdemont pidió a los catalanes oponerse de manera pacífica al artículo 155, una cláusula activada el viernes por el gobierno central español, para detener la iniciativa secesionista del gobierno regional catalán que emitió una declaración de independencia.

Si bien Puigdemont no ha anunciado medidas específicas ha pedido a los catalanes "continuar perseverando sin violencia, sin insultos, de manera inclusiva y respetando personas y símbolos y también a los catalanes que no están de acuerdo con la mayoría parlamentaria".

En su discurso, el expresidente de Cataluña negó la legitimidad de las medidas aprobadas el viernes por el Senado, pero al mismo tiempo hizo un llamado a la calma y al civismo.

El gabinete catalán se reunió el viernes, pero no hizo ninguna comparecencia pública después que Rajoy anunciara la intervención. La fiscalía española señala que los altos cargos del gobierno catalán podrían ser acusados de rebelión a partir del lunes.

Por su parte, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que sustituye a Puigdemont convocó a elecciones autónomas para el 21 de diciembre aunque es impredescible saber si estas elecciones resolverán finalmente la situación de inestabilidad en Cataluña.

La vicepresidenta de España, Soraya Sáenz de Santamaría, será la enviada de Rajoy para gestionar Cataluña hasta el 21 de diciembre, cuando se espera que los catalanes elijan un nuevo parlamento regional. Ella coordinará con otros ministerios que asumirán labores de los departamentos autonómicos, como las finanzas y la seguridad, y nombrará personas para que apliquen las órdenes de Madrid.

Una de las primeras medidas ha sido la destitución de Josep Lluis Trapero de su posición como responsable de la policía regional catalana, conocida como los Mossos d’Esquadra. El director de la policía regional, Pere Soler, anunció en un comunicado que aceptaba la destitución de Trapero por parte de las autoridades centrales.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG