Enlaces para accesibilidad

Aumentan emisiones de carbono en EE.UU., según estudio


ARCHIVO- Estación Eléctrica Colstrip Steam en Colstrip, Montana. 28-4-10. (AP Foto/Matt Brown).

Después de tres años de declive, las emisiones de carbono en Estados Unidos se dispararon el año pasado, sobre la base de estimaciones iniciales de un grupo de investigación independiente. El Rhodium Group monitorea rutinariamente las emisiones de carbono y sus estimaciones preliminares sugieren que la producción de EE. UU. aumentó un 3,4 por ciento en 2018.

Este es el mayor incremento anual desde 2010, cuando la nación se estaba recuperando de la crisis financiera conocida como la Gran Recesión.

La investigación también sugiere que, a pesar de los esfuerzos de la administración Trump para reactivar la industria del carbón, esta continúa disminuyendo frente al gas natural barato y abundante.

Según el informe de Rhodium, las plantas a carbón que generaban 11,2 gigavatios de energía habían cerrado en octubre del año pasado, y habrá más cierres en los próximos meses. Si bien los números aún son preliminares, si se cumplen, eso haría de 2018 el año de más cierres de plantas de carbón en la historia.

El consumo de energía en los Estados Unidos y las emisiones de carbono aumentaron en 2018. Pero el sector de transporte de la economía contribuyó más a las emisiones récord de la nación.

La buena noticia es que la demanda de gasolina ha bajado modestamente, ya que la industria del automóvil híbrido y eléctrico ha comenzado a hacer una pequeña mella en la demanda de gasolina. Sin embargo, los aumentos en la demanda de diesel y combustible para aviones aún hacen que el transporte sea la mayor fuente de emisiones de carbono en todo EE. UU.

Otra gran fuente de emisiones que a menudo no se nota, según el informe, se encuentra en el sector de la construcción. Las emisiones de edificios y casas aumentaron, debido en parte a un invierno excepcionalmente frío en partes de EE. UU. el año pasado.

2018 es una anomalía porque cada año, desde 2015, las emisiones de carbono de los Estados Unidos han estado disminuyendo, aunque de manera modesta, a medida que la nación trabajaba para alcanzar sus compromisos con el Acuerdo Climático de París. Las emisiones de EE. UU. disminuyeron un 2,7 por ciento en 2015, un 1,7 por ciento en 2016 y un 0,8 por ciento en 2017.

EE. UU. se sumó a otros 200 países para firmar el acuerdo en 2015. En virtud del acuerdo, EE. UU. se comprometió a reducir sus emisiones de carbono en al menos un 26 por ciento, desde los niveles de 2005, para 2025.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG