Enlaces para accesibilidad

Una Aldea Global con un millón de preservativos


Stefanía Fernández no sabía nada sobre le VIH a los 18 años cuando se convirtió en Miss Universo, pero recibió entrenamiento y ahora es embajadora de AidforAIDS. (FOTO: Juan Moreno).

Stefanía Fernández no sabía nada sobre le VIH a los 18 años cuando se convirtió en Miss Universo, pero recibió entrenamiento y ahora es embajadora de AidforAIDS. (FOTO: Juan Moreno).

Unas 300 organizaciones de todo el mundo se reúnen en la Aldea Global, una convocatoria adaycente a la Cumbre Interacional, abierta al público y en la que se habla del VIH a través del date, el espectáculo y los talleres.

Luchar contra el VIH, desde la información, la conversación, concientización, el espectáculo y la diversión. Esa es la labor de la Aldea Global, en la que se reúnen grupos de activistas de todas las partes del mundo como parte de la Conferencia Internacional del VIH y el SIDA del 2012.

Casi trescientas organizaciones de todo el mundo, están representadas en esta aldea global, abierta al público y formada por foros de discusión, exposiciones y mostradores de información. Además de disfrutar del espectáculo, en esta gran aldea global, se promueve la prevención, y se habla sobre cómo acabar contra el SIDA, aprendiendo de las experiencias de cada país o pueblo.

Desde Perú, llegó una representación de la Unidad de Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano de la universidad Cayetano Heredia. “Queremos transformar culturalmente, luchar contra el estigma”, dijo su representante Fernando Olivos.

Olivos contó a la Voz de América cómo, en América Latina, el VIH y el SIDA, a diferencia de otras regiones, se concentra casi exclusivamente en el colectivo homosexual y transexual. “Quizás debido a elementos culturales y religiosos, esto le da un matiz de homofobia”, contó.

Con este punto de vista, coincidió una de las invitadas que más atención atrajo entre los hispanoparlantes de la Aldea, la venezolana Stefanía Fernández, Miss Universo 2009. Ahora Stefanía trabaja como embajadora de una ONG contra el VIH llamada Aid for AIDS (Ayuda para el SIDA).

Fernández contó cómo ella ha conocido a personas con el VIH que le piden usar la visibilidad y el acceso a los micrófonos que le da su posición para luchar contra el estigma. “Quieren un beso, un abrazo, trabajar”, contó.

La venezolana ganó el concurso a la mujer más bella del mundo en 2009 cuando tenía 18 años “ y entonces no sabía nada del SIDA, en mi casa no se hablaba de eso, y mucho menos de sexo seguro”, relató a los visitantes.

Por eso, cuando le propusieron ser la voz visible de Aid for AIDS, y enseñar a otros jóvenes sobre este virus, ella pidió recibir entrenamiento previo. Viajó por las parte más afectadas del mundo y ahora da recomendaciones a jóvenes como ella, y también a los periodistas.

“Hay que usar el lenguaje adecuado, el VIH no es una enfermedad, es un virus, y no se contagia, se transmite, hay que evitar el estigma”, dijo la venezolana, preguntada por la Voz de América sobre cómo pueden los informadores mejorar su trabajo con respecto al VIH y al SIDA.

Además de toda la información y el espectáculo, el visitante puede marcharse de la Aldea Global bien provisto de preservativos. La iniciativa “condomize” promovida por la agencia del SIDA de Naciones Unidas (UNAIDS) ha llevado un millón de preservaticos a Washington D.C para todos los visitantes.


XS
SM
MD
LG