Enlaces para accesibilidad

Después de la tormenta llega la lluvia

  • Voz de América - Redacción

El sistema de Metro anunció que sus servicios volverán a la normalidad este martes, menos la línea plateada que sirve a una de las regiones más afectadas por la tormenta.

Después de la tormenta llega la calma, pero esta vez llegará lluvia y un frente frío que amenaza con convertir las autopistas en verdaderas pistas de patinaje en el área metropolitana de Washington.

El Servicio Metereológico pronosticó que las temperaturas bajarán por debajo del punto de congelación durante la madrugada del martes y que se esperan algunas lluvias ligeras por la tarde.

Ante estas condiciones climatológicas, las escuelas públicas en toda el área metropolitana de Washington permanecerán cerradas el martes.

Por su parte, el servicio de Metro anunció que reabrirá sus puertas como de costumbre a las 5 am. para ofrecer el servicio de trenes, excepto el de la línea plateada, que permanecerá fuera de servicio hasta nuevo aviso por medida de seguridad.

Pasarán varios días antes de que la vida regrese a su normalidad a lo largo de la costa este de Estados Unidos luego de la masiva tormenta invernal Jonás.

Todavía muchas personas se encuentran atrapadas por la nieve en sus casas a la espera de poder mover sus vehículos. Sin embargo, la limpieza de las calles y vecindarios va avanzando y los servicios de transporte a nivel local esperan restaurar sus operaciones el martes, aunque sea de forma parcial en algunas zonas.

Los tres aeropuertos del área de Washington y el de Filadelfia están brindando servicios limitados. Unos 12.000 vuelos fueron cancelados este lunes.

Cifras

En términos de victimas, la tormenta cobró la vida a unas 41 personas, según reportó la agencia AP.

Una buena parte de las víctimas sufrieron ataques al corazón mientras paleaban la nieve, o murieron asfixiadas dentro de sus coches donde trataban de permanecer abrigadas.

En algunos suburbios de la ciudad de Washington cayeron hasta 76 centímetros de nieve. Baltimore recibió 74 centímetros, rompiendo el récord de todos los tiempos.

Harper’s Ferry, un pueblo histórico de la guerra civil, situado en el triángulo que forman los estados de Virginia, Virginia Occidental y Maryland, recibió 1 metro y un centímetro, mientras Nueva York , con 68 centímetros, registró la segunda peor nevada de su historia desde 1869.

Con todo, la tormenta podría tener un impacto económico por hasta $850 millones de dólares, de acuerdo con expertos, una cifra relativamente baja debido a que ocurrió durante el fin de semana y no hubo grandes apagones. Eso significa que se perdió poca productividad en el sector gubernamental y empresarial.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG