Enlaces para accesibilidad

Texas ejecuta a un expandillero asesino

  • Voz de América - Redacción

Miguel Paredes, de 32 años, fue ejecutado en Texas el martes por la noche.

Miguel Paredes, de 32 años, fue ejecutado en Texas el martes por la noche.

Miguel Paredes fue hallado culpable de matar a tres personas hace 14 años en San Antonio, Texas.

Un expandillero culpable de matar a tres personas hace 14 años en San Antonio, Texas fue ejecutado la noche del martes en la prisión de Huntsville, en ese Estado.

Miguel Paredes, que cumplió 18 años seis semanas antes de los asesinatos, fue pronunciado muerto 22 minutos después de haber sido inyectado con una dosis letal del sedante pentobarbital. Es la décima persona en ser ejecutada este año en Texas, mientras otro prisionero más está supuesto a ser ejecutado en diciembre.

Según documentos de la corte, Paredes fue el gatillero más agresivo cuando junto a otros dos miembros de su pandilla mataron a tres personas a las que reclamaban dinero de drogas. Los cuerpos de las víctimas fueron enrollados en una alfombra, llevados a unos 80 kilómetros al sureste de la ciudad antes de prenderles fuego.

Ningún amigo ni pariente de las tres víctimas estuvo presente en el procedimiento para oír cómo Paredes se dirigía al público antes de la ejecución.

"A las familias de las víctimas, quiero que sepan que espero que suelten todo el odio causado por mis acciones", dijo.

“Vine como un león y me voy tan pacífico como un cordero”, agregó Paredes. “Estoy en paz. Espero que la sociedad vea a quienes más está lastimando con esto”.

La Corte Suprema de Justicia se negó a revisar una apelación de los abogados de Paredes que argumentaron que el asesino estaba mentalmente afectado y sus abogados anteriores fallaron en no investigar su historial mental.

XS
SM
MD
LG