Enlaces para accesibilidad

Derrotan a candidatos del Tea Party

  • Voz de América - Redacción

El senador por el estado de Kentucky, Mitch McConnell, y su esposa, Elaine Chao, celebran el triunfo en las primarias republicanas del estado.

El senador por el estado de Kentucky, Mitch McConnell, y su esposa, Elaine Chao, celebran el triunfo en las primarias republicanas del estado.

El líder de la minoria republicana del Senado, Mitch McConnell, es uno de los grandes triunfadores de la noche, por encima de los candidatos del ala conservadora del partido.

Las posibilidades de que los republicanos tomen el control del Senado en las elecciones de noviembre aumentaron considerablemente en las elecciones primarias de este martes al ganar los candidatos más moderados respaldados por el establishment del partido Republicano, por encima de los candidatos más conservadores apoyados por el Tea Party.

El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ganó fácilmente en Kentucky, derrotando a su rival del Tea Party, Matt Bevin, por casi el doble de los votos.

Los demócratas habían apostado a una primaria republicana difícil tanto en Kentucky como en Georgia, estados que serán clave para ellos si es que quieren retener el control del Senado. No fue así. En Georgia será necesaria una segunda vuelta pero entre dos candidatos moderados, que van a enfrentar a Michelle Nunn, la candidata demócrata, hija del prestigioso exsenador Sam Nunn.

Las derrotas del Tea Party no solo fueron en las primarias del senado, sino también en las de la Cámara de Representantes.

En Idaho, el representante Mike Simpson, un aliado del presidente de la Cámara, John Boehner, ganó a Bryan Smith, apoyado por el ala más conservadora del partido.
La semana pasada había habido derrotas similares para el Tea Party en Carolina del Norte, Mississippi, Kansas y Alaska.

Los resultados, en cierto modo, revierten la ola conservadora que se vino sobre el partido republicano en 2010 y que permitió la llegada de senadores como Marco Rubio y Ted Cruz, así como una treintena de congresistas del Tea Party que han tenido una fuerte influencia en la Cámara de Representantes.

Los republicanos están obligados a ganar seis escaños para tener mayoría en el Senado, y líderes del partido han dado prioridad a evitar la presencia de candidatos que parezcan demasiado conservadores o poco estables que produzcan rechazo en el electorado.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG