Enlaces para accesibilidad

Puerto Rico, su realidad económica y política


Capitolio de San Juan, Puerto Rico.

Capitolio de San Juan, Puerto Rico.

La situación crítica de Puerto Rico se asienta sobre políticas erradas que tienen relación con su condición de Estado asociado, afirma experto.

La incapacidad de Puerto Rico para cumplir con el pago de parte de su deuda y su caída en default agrava la situación económica de la isla y crea una crisis política por las responsabilidades que implica, dice un experto.

Juan Carlos Hidalgo, analista en Políticas Públicas, CATO Institute

Juan Carlos Hidalgo, analista en Políticas Públicas, CATO Institute

Hay que analizar muchos factores a la hora de observar el tema, dice Juan Carlos Hidalgo, un analista de políticas públicas y experto en Latinoamérica.

En entrevista con la Voz de América, Hidalgo afirma que son varios los aspectos que se deben tomar en cuenta.

“Puerto Rico tiene hoy una situación muy complicada, no solo por su estatus de Estado Asociado sino por situaciones políticas que se han traducido en una crisis económica”, dijo el experto.

Entre los factores, Hidalgo apunta: “Los bonos de Puerto Rico al tener el beneficio de una triple exención tributaria se han convertido en una excelente compra y se acomodan con facilidad y es por eso que los políticos los han utilizado irresponsablemente”.

Escuche la entrevista con Juan Carlos Hidalgo

Otro de los factores que Hidalgo destaca, es que las políticas de salario mínimo en Puerto Rico son las mismas que en territorio estadounidense.

“Esto significa que el sueldo que perciben los trabajadores de la Isla son muy altos para su realidad económica y genera desempleo. Su fuerza laboral está concentrada en el gobierno y esto significa una enorme carga para su sistema financiero”, afirma Hidalgo.

Sobre el impacto político que esta crisis financiera pudiera provocar en los crecentes sentimientos de los puertorriqueños para moverse hacia la independencia, Hidalgo afirma que es un aspecto muy interesante.

“Por un lado, Puerto Rico se beneficia de tener el dólar como una moneda oficial, que es una moneda fuerte y estable que no se puede inflar, (y) el sistema legal es el mismo de Estados Unidos, lo que da plenas garantías a la inversión; pero por otro lado también tiene desventajas, y esas son las que los políticos tienen que tomar en cuenta y (cuando)tengan la voluntad de aceptar otro estatus para la Isla”, acota Hidalgo.

XS
SM
MD
LG