Enlaces para accesibilidad

MGM ultima su quiebra


Los estudios que produjeron las afamadas películas de James Bond contrajeron una deuda de $4.000 millones de dólares.

Los estudios que produjeron las afamadas películas de James Bond contrajeron una deuda de $4.000 millones de dólares.

Metro Goldwyn Mayer Studios da un paso más para someterse al control de sus acreedores y evitar así una banca rota total.

Los acreedores de Metro Goldwyn Mayer (MGM) presentaron una quiebra "empaquetada" que pondría al estudio en las manos de los ejecutivos de Hollywood Gary Barber y Roger Birnbaum, que a su vez controlan a la compañía Spyglass Entertainment.

Los estudios que produjeron las afamadas películas de James Bond contrajeron una deuda de $4.000 millones de dólares que les ha conducido hasta esta quiebra.

Lea además: Mi juego es Bond, James Bond

Su reorganización le permitirá a prestamistas con garantías como Credit Suisse Group AG y JPMorgan Chase & Co canjear más de 4.000 millones de dólares de deuda de MGM por gran parte de los títulos en la compañía reorganizada.

Como parte de esta estrategia para salir a flote, MGM acordó también concesiones a Carl Icahn, uno de los mayores acreedores del estudio, para lograr el apoyo del multimillonario a su reestructuración.

La productora privada Spyglass Entertainment fusionará dos de sus empresas subsidiarias en una empresa asociada a MGM para crear la nueva compañía.

Fundado en 1924 y conocido por su logo del león rugiente, MGM controla la franquicia de James Bond y además ha producido o presentado algunas de las más recordadas películas hollywoodenses como 'El mago de Oz' y 'Ben-Hur'.

A principios de este año el estudio se puso en venta pero no logró encontrar una oferta adecuada.

XS
SM
MD
LG