Enlaces para accesibilidad

Obama felicita a nuevo presidente mexicano

  • Voz de América - Redacción

Enrique Peña Nieto celebra su triunfo en las elecciones presidenciales mexicanas de este domingo.

Enrique Peña Nieto celebra su triunfo en las elecciones presidenciales mexicanas de este domingo.

El mandatario electo de México también ha recibido felicitaciones de presidentes de otras naciones como España, Francia y Gran Bretaña.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, llamó este lunes al ganador de las elecciones en México, Enrique Peña Nieto, para felicitarlo y manifestarle su interés en preservar las buenas relaciones que existen entre ambos países.

Según un comunicado difundido por la Casa Blanca, Obama llamó al "presidente electo de México" y ambos "reafirmaron la estrecha alianza bilateral de que disfrutan Estados Unidos y México”, basada en el “respeto mutuo” y una "responsabilidad compartida".

El ganador de las elecciones presidenciales por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) informó por su parte a los mexicanos haber recibido la llamada de Obama, quién “ofreció su más amplia disposición y colaboración – señaló – para que en este periodo de transición podamos tener un primer acuerdo para ampliar la relación” bilateral.

“Expresé mi beneplácito por la llamada de parte de él y mi compromiso para ejercer una presidencia democrática”, dijo Peña Nieto, quien precisó haber recibido además llamadas de los jefe de gobierno de Colombia, Chile, Nicaragua, Guatemala, Uruguay, y de países de la Unión Europea, entre ellos España, Francia y el Reino Unido.

Por su parte, el Senador estadounidense, Robert Menendez, presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, felicitó a los mexicanos por ejercer la democracia pacíficamente y anunció su disposición de trabajar con el nuevo mandatario.

“Espero poder trabajar con el Presidente Peña Nieto y su Administración para avanzar los intereses en común de México y los Estados Unidos y continuar haciendo progreso en nuestra lucha contra el narcotráfico y el crimen transnacional”, dijo Menendez a través de un comunicado.




El triunfo

Según los últimos cómputos, Peña Nieto ganó la elección presidencial del domingo en México con el 38 por ciento de los votos, en tanto que su rival más cercano, Andrés Manuel López Obrador, del PRD, habría obtenido el 31,7 por ciento.

El PRI no obtendría la mayoría absoluta en el Congreso

Además de presidente los mexicanos han elegido este domingo al Congreso que deberá aprobar las reformas que proponga el presidente.

Con alrededor de un 30 % de los votos escrutados, el PRI se perfila también como ganador de las legislativas. El izquierdista PRD quedaría segundo en la Cámara de Diputados y el oficialista PAN quedaría como segundo en el Senado.

Pese a ganar las legislativas, ni siquiera contando con los votos de sus aliados de coalición, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), tendría el PRI votos suficientes para alcanzar la mayoría absoluta.
En tercer lugar, quedó la aspirante del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, con el 25,4 por ciento, de acuerdo con cifras preliminares.

En último lugar figura el candidato del Partido Nueva Alianza (Panal), con el 2,3 por ciento. El resto corresponde a votos nulos o en blanco.


"Sin duda las tendencias... tienen un amplio margen, por lo que el resultado es irreversible", dijo el lunes Benito Nacif, uno de los nueve consejeros del Instituto Federal Electoral.

"Hoy los mexicanos han elegido una nueva alternancia, los mexicanos le han dado a nuestro partido una segunda oportunidad, vamos a honrarla con resultados", dijo Peña Nieto ante sus seguidores la madrugada de este lunes.

En el cuartel general del PRI, militantes con sus brazos en alto gritaban "presidente, presidente" mientras papelinas rojas, blancas y verdes llovían al ritmo de la canción tradicional Cielito Lindo.

Inicialmente, López Obrador no quiso conceder su derrota. "Vamos a esperarnos a que tengamos los resultados definitivos" que comienzan el miércoles, dijo a sus seguidores. "Todavía no está dicha la última palabra", agregó.

En 2006, López Obrador perdió frente al actual presidente Felipe Calderón por un estrecho margen, denunció que le habían robado la elección, convocó protestas multitudinarias que bloquearon las autopistas durante meses, lo que le restó popularidad.


La candidata oficialista Josefina Vázquez Mota reconoció a eso de las 9 de la noche del domingo, que los resultados de las encuestas no le favorecían y pareció reconocer la victoria de Peña Nieto.


Gabriel Quadri, del partido Nueva Alianza, también reconoció su derrota, una hora después de Vásquez Mota y emplazó a Andrés Manuel López Obrador para que hiciera lo mismo.


El triunfo del ex gobernador del Estado de México, de 45 años, regresará al controversial Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia, la cual perdió en unas históricas elecciones en el 2000 tras haber gobernado por siete décadas seguidas.

La votación

La mayoría de las urnas cerraron en México, a la hora prevista, las 6 de la tarde, sin que se registraran mayores incidentes y con un asistencia que a ratos fue grande en la Ciudad de México, mermada durante la tarde solamente por la lluvia y por la transmisión de la final de la Eurocopa de fútbol, pero que pasados estos eventos, volvió a ser intensa.

"Hemos visto votación copiosa y los reportes del país es que hay normalidad", señaló el ex presidente de Colombia y jefe de la misión de Observación de la OEA, César Gaviria. "Confiamos que al terminar la jornada, el sistema electoral mexicano va a producir un resultado que va a generar certeza".

Ante el panorama de que pueda cantar victoria tras la jornada electoral, el PRI anticipó ya un mensaje con el que busca al parecer tranquilizar a sus detractores, al asegurar que no restauraría prácticas autoritarias y corruptas del pasado, como advierten sus opositores.

El presidente Felipe Calderón, admitió que “ha habido algunos incidentes”, pero aseguró que pese a ello las elecciones generales de hoy, en las que se escogerá a su sucesor, se desarrollaban en general con “tranquilidad”.

Casi 80 millones de electores tuvieron la posibilidad de elegir entre cuatro candidatos a la presidencia, pero también escogerán a 128 senadores y a los 500 diputados federales que conforman el Congreso. No obstante, muchos observadores habían adelantado que sólo un 60% de los votantes acudiría a hacer uso del sufragio.

El Jefe de Estado y de Gobierno de México, que es el cargo formal del presidente, es electo para un periodo de seis años sin posibilidad de reelección, que comenzará su gobierno el 1 de diciembre de 2012 y concluirá el 30 de noviembre de 2018.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG