Enlaces para accesibilidad

Romeo Langlois llega a París

  • Voz de América - Redacción

Las FARC piden mediación a Europa.

Las FARC piden mediación a Europa.

El periodista lleva al presidente francés una carta en la que las FARC le piden mediación.

Ha confesado que durante los momentos de soledad temió que su caso acabara como el de Ingrid Betancourt, que estuvo secuestrada por las FARC de 2002 a 2008. Sin embargo, después de un mes de secuestro en Caquetá (Sur de Colombia), el periodista de France 24 ha llegado sano y salvo a Francia el viernes 1 de abril.

Langlois ha llegado a París con una carta de las FARC para el presidente François Hollande, al que visitó inmediatamente después de llegar a París, hablar con su familia y responder a la prensa. En la carta que entregó al presidente francés se pide la colaboración de los “países amigos”, sobre todo europeos para resolver el conflicto.

Las FARC piden disculpas por capturar al periodista, por haber considerado a Langlois un “prisionero de guerra. Langlois, acompañaba a un grupo de tropas colombianas cuando se vio envuelto en el fuego cruzado, resultando herido de bala en un brazo y capturado durante un mes.

Langlois contó en rueda de prensa en Bogotá antes de partir que cuando el militar que le protegía murió en el combate, él se negó a empuñar un arma en su condición de civil, por lo que se escondió en un arbusto en el que fue capturado.

Langlois, dijo que esto forma parte de los “riesgos profesionales”, y dijo que “el Ejército de colombiano no es de ninguna manera responsable de lo que pasó”.

El periodista se defendió de las acusaciones del ex-presidente colombiano Álvaro Uribe, que ayer dijo por Twitter que Langlois estaba relacionado con los terroristas y que el secuestro era una farsa. Él se defendió diciendo que "es un rencor personal porque no le gustó una pregunta que le hice tiempo atrás para un documental. Es una campaña sucia contra mi persona. Él debería haberme llamado para felicitarme por mi libertad”.

La indumentaria durante el tiroteo también creó polémica pues su casco y su chaleco anti-balas proporcionados por los soldados, es lo que según las FARC hizo que le consideraran un prisionero de guerra. El francés ha defendido lo que según él fue una decisión meditada.

En declaraciones a la Voz de América, Carlos Lauría, Coordinador del Programa para las Amércias del Comité de Protección de los Periodistas de Nueva York , defendió la decisión de Langlois y consideró que ese debate ara una cración de las FARC para “politizar el asunto”.

Las FARC fueron fundadas en 1964 y cuentan con 9.200 combatientes.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG