Enlaces para accesibilidad

Jornaleros actúan en Los Ángeles

  • Voz de América - Redacción

Un grupo de jornaleros en California usa el teatro para mostrar las dificultades diarias y la realidad de los indocumentados en la ciudad.

Un grupo de jornaleros en Los Ángeles se ha dado la tarea de mostrar la realidad de su diario vivir a través del teatro.

El grupo comenzó cuando algunos jornaleros se encontraron frustrados al no poder trabajar legalmente en Estados Unidos sin los documentos necesarios.

Estos trabajadores se reúnen en los mismos lugares que visitan para conseguir empleo. El grupo, llamado Teatro de Jornaleros sin Fronteras, ha ayudado a muchos inmigrantes indocumentados en Estados Unidos al explicarles sus derechos en el país y educarlos sobre la vida de un inmigrante.

Lorena Moran, jornalera que ha participado en el grupo durante algunos años, dijo a la Voz de América que lo “carismático del grupo es que está hecho en un 100% por jornaleros sin importar los estudios o conocimiento artístico que tengan”.

Durante las presentaciones, las cuales tratan de asuntos serios y a veces de temas más livianos, la audiencia compuesta mayormente por trabajadores se puede identificar con las situaciones actuadas.

Un pieza, por ejemplo, trata de un jefe estadounidense que trata de aprovecharse de una empleada inmigrante, quien no tiene documentos. A la vez, la amenaza con llamar a las autoridades de inmigración. Es este tipo de situación que se presta para mostrar la realidad de los trabajadores sin documentos en EE.UU.

Pablo Alvarado, director de la Red Nacional para Organización de Jornaleros, ayudó a establecer el grupo. La idea de la organización llegó gracias a una producción de 2007 sobre experiencias de jornaleros titulada "Los ilegales", hecha por un grupo sin fines de lucro en Los Ángeles que ayuda a realizar teatro comunitario.

Según Moran, uno de los aspectos más importantes del grupo es que no importa el estatus migratorio, país de origen o idioma, todos están para educar y mostrar la realidad del jornalero.

Moran fue la primera mujer en ingresar al grupo. “Llegué a una esquina a buscar trabajo, ya que a falta de oportunidades no me quedó más opción de ganarme la vida que ser una jornalera”, dijo. Durante su primer cumpleaños en Estados Unidos fue a su primera entrevista para ver si podía participar en las obras.

El propósito del grupo es utilizar el arte como herramienta para presentar la comunidad jornalera. Moran explica que lo hacen “usando nuestras experiencias para dar a conocer la dificultad y falta de oportunidades en nuestra sociedad.”

Cuando la audiencia no está compuesta de jornaleros, se le “enseña una realidad. Somos personas necesitadas de trato digno y justo y no tenemos documentos legales”.

Moran explicó a la Voz de América que los indocumentados son “una mano de obra necesaria en este país, el petróleo humano de este país”.

Si bien han recibido diversas reacciones, la mujer explica que muchas han sido de gran aceptación, incluyendo de personas que tienen sus documentos legalmente. “Esto es debido a que se sensibilizan más con una problemática que existe.”

Para Moran, el teatro ayuda a que la gente no vea a los jornaleros como el que “se para en una esquina”, pero como personas que tienen una vida sacrificada.

Aunque no se les paga monetariamente a los jornaleros que participan en las obras se les ofrece lo que necesiten. Puede ser un boleto de transportación, ropa, o hasta un plato de comida. Moran dice que se les da lo que se puede, ya que no se les puede dar dinero porque es ilegal pagarle a una persona indocumentada.

Junto a sus hijos y su esposo, quien también es jornalero, Moran no tiene seguro médico. Sin embargo, siente que el programa es un buen recurso para educar a la gente sobre la vida y la realidad de los jornaleros.

Además de la organización en Los Ángeles, Teatro de Jornaleros sin Fronteras ayuda a otros grupos en el estado de Maryland y la ciudad de San Francisco.

XS
SM
MD
LG