Enlaces para accesibilidad

Revelaciones amenazan complicar investigación sobre Rusia

  • Voz de América - Redacción

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, habla con periodistas frente a la Casa Blanca.

Una extraordinaria exposición pública de los usualmente ocultos mecanismos internos de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos ha puesto en duda la capacidad de los legisladores para investigar la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

La investigación ya estaba empañada por las afirmaciones del presidente Donald Trump en Twitter de que sus comunicaciones habían sido "intervenidas" por orden de su predecesor.

Sin embargo, pareció complicarse aún más cuando el presidente de la Comisión Investigadora, Devin Nunes, alegó que las comunicaciones del equipo de Trump, con blancos legítimos de escucha, fueron captadas "incidentalmente". El republicano insinuó que los contenidos quizá fueron propagados inapropiadamente en reportes de inteligencia.

Nunes no reveló cómo recibió la nueva información, pero dejó abierta la posibilidad de que las comunicaciones fueron propagadas por razones políticas.

"Lo que he leído me molesta, y creo que debería molestar al propio presidente [Trump] y a su equipo", dijo después de tomar la inusual decisión de informar personalmente al presidente de tales hallazgos.

“[Los nombres del] propio presidente y otros miembros del equipo de la transición Trump fueron incluidos claramente en informes de inteligencia", agregó Nunes en las afueras de la Casa Blanca. “Una parte de esto parece ser inapropiado.”

Comisión independiente

Los comentarios de Nunes provocaron que el demócrata de mayor rango en la comisión, Adam Schiff, renovara los llamados de su partido para que se realice una investigación independiente a los nexos de la campaña de Trump con Rusia, además de la indagatoria que realiza el panel encabezado por republicanos.

“Si el presidente [Nunes] va a seguir acudiendo a la Casa Blanca en lugar de a su propia comisión, no hay forma de que podamos llevar a cabo esta investigación ", dijo Schiff. "Necesitamos tener una comisión independiente", subrayó.

Un alto legislador republicano también expresó su preocupación por el hecho de que el proceso se haya desmoronado.

"El Congreso ya no tiene credibilidad para manejar esto solo, y no lo digo a la ligera", dijo el senador John McCain a la cadena MSNBC el miércoles, pidiendo una comisión independiente o un comité especial para investigar.

Las revelaciones de Nunes llegan sólo dos días después de que el director del FBI, James Comey, confirmara públicamente la propia investigación de la agencia sobre los vínculos de la oficina de campaña de Trump con Rusia, y rechazara las explosivas acusaciones del mandatario de que el gobierno del presidente Barack Obama había intervenido las líneas telefónicas de su rascacielos de Nueva York durante los comicios.

Comey hizo sus comentarios durante la primera audiencia pública de la Comisión de Inteligencia sobre la injerencia de Rusia en la elección, una pesquisa supervisada por Nunes.

Trump se siente reivindicado

Preguntado sobre los comentarios de Nunes, Trump dijo el miércoles que se sentía reivindicado.

"Debo decirles que en parte así lo siento", dijo el presidente. "Aprecié mucho el hecho de que encontraron lo que encontraron".

Nunes dijo que sólo había visto algunas de las docenas de informes de inteligencia que supuestamente mencionan al presidente y a miembros de su equipo. Pero enfatizó que los informes no tenían "nada que ver con Rusia y nada que ver con la investigación de Rusia".

"Creo que es muy significativo, y tenemos que ver a dónde nos lleva esto", dijo el congresista republicano Peter King. "Esto demuestra que hay algo allí, y se trata de saber quién lo autorizó".

"Estado profundo"

Las revelaciones de Nunes también pueden dar más credibilidad a las afirmaciones de los partidarios de Trump acerca de un llamado "estado profundo", bajo cuya creencia funcionarios leales al expresidente Barack Obama están activamente tratando de socavar a la administración Trump.

De acuerdo a conocedores de temas de inteligencia, es común que las comunicaciones de estadounidenses sean captadas en la vigilancia del gobierno federal a extranjeros, como cuando diplomáticos extranjeros se comunican telefónicamente con un ciudadano estadounidense. Normalmente el nombre del estadounidense no sería revelado en un informe sobre las comunicaciones interceptadas.

Sin embargo, si el revelar el nombre del estadounidense es de algún valor para la inteligencia extranjera, éste es "desenmascarado" y compartido con otros analistas de inteligencia que estén trabajando en comunicación con inteligencia extranjera.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG