Enlaces para accesibilidad

Guantánamo: Trasladan a dos presos y otro se niega a salir

  • Voz de América - Redacción

El prisionero que se negó a ser transferido es Mohammed Ali Abdullah Bwazir, quien tiene familia en Arabia Saudí, Emiratos Árabes e Indonesia y espera que pueda ser trasladado a uno de esos países, si no puede ser enviado a Yemen, su país natal.

El prisionero que se negó a ser transferido es Mohammed Ali Abdullah Bwazir, quien tiene familia en Arabia Saudí, Emiratos Árabes e Indonesia y espera que pueda ser trasladado a uno de esos países, si no puede ser enviado a Yemen, su país natal.

El reto de la Casa Blanca será decidir qué hacer con la decena de reos que se considera demasiado peligrosa y otra decena que está a la espera de juicio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está dispuesto a cumplir con su promesa de cerrar la cárcel de Guantánamo antes de que termine su mandato.

El Pentágono informó que dos prisioneros con el visto bueno para abandonar la cárcel en Cuba fueron transferidos a países que aceptaron acogerlos por razones humanitarias.

Al mismo tiempo, el Pentágono anunció que un tercer prisionero se negó a abandonar el centro penitenciario porque su traslado sería a un país extranjero.

Los transferidos son el bosnio Tariq Mahmud Ahmed al Sawah, que será trasladado a Bosnia, y el yemení Abd al Aziz Abduh Abdallah Ali al Suwaydi, que será acogido por Montenegro, tras cerrar las condiciones de su salida de la prisión.

El que se negó a ser transferido es Mohammed Ali Abdullah Bwazir, quien tiene familia en Arabia Saudí, Emiratos Árabes e Indonesia y espera que pueda ser trasladado a uno de esos países, si no puede ser enviado a Yemen, su país natal, debido a la inestabilidad que se vive en su país.

En lo que va del mes han sido transferidos 16 prisioneros a países en el Medio Oriente y otros lugares como parte de la promesa de Obama. El Pentágono notificó al Congreso en diciembre que estaba preparando la transferencia de 17 prisioneros.

Con estas últimas transferencias aún permanecen en la cárcel de Guantánamo 91 internos.

La tarea más difícil para la Casa Blanca será decidir qué hacer con la decena que se considera demasiado peligrosa para ser liberada, pero las pruebas en su contra fueron utilizadas bajo tortura, y otra decena que está imputada y a la espera de juicio.

Obama ha prometido presentar pronto un plan al Congreso para que acepte la salida de esos presos de Guantánamo para ser reubicados en otras cárceles de EE.UU., donde muchos de los prisoneros podrían enfrentar la pena de muerte.

XS
SM
MD
LG