Enlaces para accesibilidad

FBI vs Apple: un debate anunciado

  • Doug Bernard

El gobierno de Estados Unidos está ordenando a una corporación destruir intencionalmente las medidas de seguridad propias, lo cual abre un gran orificio en todos los productos.

El gobierno de Estados Unidos está ordenando a una corporación destruir intencionalmente las medidas de seguridad propias, lo cual abre un gran orificio en todos los productos.

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, dijo que la decisión judicial es “espeluznante”, pero el FBI cree tener la razón.

Si el FBI y la industria tecnológica hubieran estado buscando un caso casi perfecto para establecer los límites entre la seguridad en el encriptado y el derecho a la privacidad de los consumidores, parece que ahora lo han encontrado.

Esta semana, la jueza de distrito Sheri Pym dictaminó que Apple debe ayudar al FBI a tener acceso a un teléfono encriptado creando un programa a la medida para “abrir” el teléfono sin que se active el sistema de autodestrucción del aparato.

En respuesta, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, dijo que la decisión es “espeluznante” y advirtió que sus ingenieros no cumplirán la orden. Se prevé que la compañía apele la decisión judicial.

El FBI, sin embargo, cree tener la razón. En primer lugar, el teléfono fue presuntamente usado por Syed Farook, uno de los terroristas que llevaron a cabo una masacre en San Bernardino el año pasado. Eso hace posible que el teléfono contenga contactos, imágenes y otra información que pueda ayudar en la investigación del ataque.

En segundo lugar, el fallo de la jueza Pym es limitado y específico, sobre un solo teléfono que ya está en manos del FBI, el cual también está registrado en el condado de San Bernardino, donde las autoridades dieron consentimiento para buscar el teléfono.

Del otro lado, Apple y una coalición de compañías tecnológicas y otros activistas dicen que la decisión no tiene precedentes tanto en su amplitud como en las aplicaciones potenciales.

Afirman que por primera vez, el gobierno de Estados Unidos está ordenando a una corporación destruir intencionalmente las medidas de seguridad propias, lo cual abre un gran orificio en todos los productos, que podría ser explotado por los ciberpiratas.

Peor aún, argumentan que de ganar el FBI se establecería un precedente para que otros gobiernos en todo el mundo que quieran espiar a sus ciudadanos simplemente puedan ordenar a las compañías a ayudar, creando un riesgo potencial para millones de personas que ahora corren el riesgo de ser castigados, encarcelados o algo peor.

“Entendemos lo que quieren y por qué lo quieren”, dijo a la Voz de América Ed Black, CEO de la Asociación de la Industria de las Computadoras y las Comunicaciones. “Las autoridades siempre quieren tanta información como puedan conseguir. Pero lo que quieren con esto puede ser usado en muchas maneras en el futuro y creemos que esto dañaría la seguridad del intenet”.

En el lado opuesto, el CEO del Instituto de Recuperación de Desastres, Alan Berman, opina que la petición es “altamente técnica y específica, enfocada en solo ese teléfono, y en una modificación que se hará una sola vez, la cual ni siquiera toca el encriptado de Apple”.

Donde quiera que termine esto, queda claro que el enfrentamiento entre Apple y el FBI no se va a resolver pronto.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG