Enlaces para accesibilidad

Avión no tripulado aterriza en portaaviones

  • Voz de América - Redacción

El drone X-47B al momento de aterrizar sobre el portaaviones George H,W. Bush.

El drone X-47B al momento de aterrizar sobre el portaaviones George H,W. Bush.

El Pentágono lo considera un hecho histórico que pone de relieve la alta pericia y el poderío tecnológico de las fuerzas armadas de EE.UU.

Por primera vez el Pentágono logró hacer aterrizar sobre un portaaviones un avión no tripulado (drone) en lo que se considera un hecho histórico y un nuevo capítulo en los anales de la guerra teledirigida que EE.UU. libra contra el terrorismo.

El X-47B, una nave experimental de última generación del tamaño de un avión caza pero sin piloto, despegó de la estación naval y aérea de Patuxent River, en Maryland, y se posó después de manera autónoma sobre la cubierta del portaaviones George H,W. Bush, frente a la costa de Virginia.

La maniobra, de por sí considerada de alta pericia para cualquier avión de guerra pilotado, fue realizada con exactitud por el drone.

Según la marina de guerra estadounidense, el X-47B vuela guiado por un preciso sistema de navegación vía satélite, dotado de una conexión de alta seguridad a la red y un sofisticado software.

El aparato es el “primo mayor” del denominado Predator, que ha sido muy utilizado en ataques aéreos en Afganistán, Pakistán y Yemen. Pesa unas 14 mil libras (el Predator solo 1.100), su envergadura es de 62 pies y se desplaza a una alta velocidad subsónica.
XS
SM
MD
LG