Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Millones padecen Alzheimer

  • Voz de América - Redacción

El centro de cuidados diurnos de Fairfax, Virginia, da atención a enfermos de Alzheimer y asesora a sus familiares.

El centro de cuidados diurnos de Fairfax, Virginia, da atención a enfermos de Alzheimer y asesora a sus familiares.

Un centro de atención a enfermos que funciona en Virginia es un buen ejemplo de cómo se les mejora la vida a quienes padecen el mal de Alzheimer y también a sus familiares.

A medida que la población de ancianos aumenta en EE.UU. con el crecimiento de las expectativas de vida, de manera pareja se incrementa la demanda de especialistas en el cuidado de personas con trastornos mentales y con el mal de Alzheimer.

Son 5 millones los estadounidenses que padecen esta enfermedad y los familiares involucrados en su cuidado suman más del triple de esa cantidad, muchos de ellos devastados por el hecho de ver a sus padres, esposas o esposos luchando contra un mal que no tiene cura.

Para muchos de ellos, además de ser una labor descorazonadora constituye una responsabilidad estresante, pero la hija de una de las madres afectadas por el mal, Linda Roberts, encontró ayuda hace dos años en Fairfax, Virginia, un centro de cuidados diurnos para enfermos de Alzheimer.

Howard Simmons, un ingeniero retirado, que lleva a su esposa al centro, es uno de los beneficiados con este tipo de servicio, que da desayunos, almuerzos y dos meriendas diarias a los pacientes, además de ofrecerles terapia física y musical, así como asistencia médica, con la atención en todo momento de una enfermera especializada.

La administradora del programa, Lisa Wright, precisa que además de dar estos servicios el centro dispone de una trabajadora social que visita los hogares de personas que han decidido seguir cuidando ellos a sus familiares enfermos para enseñarlos a hacerse la vida más fácil.

Cuando al esposo de Galeet Ben Zion se le diagnosticó el mal a mediados sus 50 , ella, maestra e investigadora educacional se convirtió de repente en una madre soltera, con dos hijas jóvenes, que con 45 años tuvo que hacerse cargo de cuidarlo y además asumir todas las responsabilidades del hogar.

Su caso es un buen ejemplo de por qué el centro de Fairfax es un sitio muy especial para los pacientes de Alzheimer y sus familiares.
XS
SM
MD
LG