Enlaces para accesibilidad

Verano de fuego en EE.UU

  • Voz de América - Redacción

Un ventilador gigante les refresca la jornada a jugadoras de golf en Dallas, Texas

Un ventilador gigante les refresca la jornada a jugadoras de golf en Dallas, Texas

Una ola de calor que ya hizo sudar copiosamente a los estadounidenses en el norte y centro del país avanza sobre la costa del este.

Una intensa ola que amenaza con sofocar de calor el próximo fin de semana zonas de la costa este de EE.UU. ya pasó como una brasa ardiente sobre ciudades y campos del centro y el norte del país.

El preámbulo de lo que se espera en el este de EE.UU. ya fue experimentado en Texas, las dos Dakotas e incluso en Illinois e Indiana, donde los termómetros marcaron un excesivo calor para el mes de julio con índices de humedad también inusualmente altos.

En el suroeste de Estados Unidos se reportan 13 víctimas fatales por la ola de calor que según los meteorólogos ha llegado más temprano este año y amenaza tener un impacto negativo también sobre la producción agrícola y ganadera de Estados Unidos.

En Washignton, en la mañana de este jueves 21 de julio de 2011 los termómetros ya marcaban a las 6 de la mañana, 27ºC y se espera que la tempratura supere los 38ºC durante la jornada, lo cual se repetirá al día siguiente.

En 17 estados fueron emitidos avisos de severo calor, y en muchos lugares la temperatura excedió tranquilamente los 38 grados centígrados (100 grados Fahrenheit), y fue peor en Madison, Minnesota, donde se reportaron 48 grados (119 F) y en Newton, Iowa, 52 (126 F).

De acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología, los termómetros en Nueva Jersey podrían subir hasta los 38 grados (100 F) el fin de semana, un calor extremo para un estado que en invierno está a merced de frecuentes nevadas.

En la llamada ciudad de los vientos, Chicago, donde los inviernos suelen ser particularmente crudos, han sido habilitados seis sitios aclimatados para socorrer del calor a las personas de más bajos recursos, y ya fue activado un plan de emergencia tras lo ocurrido en 1995, cuando una ola similar causó la muerte a más de 700 personas.

En algunos lugares las autoridades han pedido a los residentes moderar el consumo de electricidad en las horas de mayor demanda apagando efectos electrodomésticos no imprescindibles, debido al uso desenfrenado de aparatos de aire acondicionado.

XS
SM
MD
LG