Enlaces para accesibilidad

Féretro de Payá ovacionado en La Habana

  • Voz de América - Redacción

Familiares del opositor cubano Oswaldo Payá dudan de la versión oficial según la cual el auto en que viajaba el disidente se accidentó. Obama y Romney expresaron sus condolencias.

Oswaldo Payá


Nació en La Habana en 1952. Ingeniero y físico, nace en el seno de una familia católica.

Activista desde su adolescencia, a los 16 años se niega a unirse al Partido Comunista de Cuba y a sus organizaciones juveniles.

Fue reclutado por el ejército y castigado por negarse a participar en el transporte de un grupo de prisioneros políticos, lo que le valió una condena de tres años de trabajos forzados en la Isla de la Juventud.

En 1988 fundó el Movimiento Cristiano Liberación, una organización sin afiliación política y raíces cristianas que aboga por la defensa de los derechos humanos y cívicos de los cubanos.

Casado con Ofelia Acevedo y padre de tres hijos, se hizo popular internacionalmente durante la década de los 90, cuando promovió el Proyecto Valera al recoger miles de firmas en busca de un referendo para modificar la Constitución, abrir camino a la democracia y la iniciativa privada en la isla.

En respuesta al proyecto aperturista, el gobierno del entonces presidente Fidel Castro modificó a la carrera la Constitución del país para añadirle un acápite declarando “irreversible” el socialismo en la isla.

Algunos de los colaboradores del Proyecto Varela fueron detenidos en una redada contra 75 opositores en la Primavera Negra de 2003. Después, los tribunales los condenaron con penas de hasta 25 años por presuntamente ser "agentes" al servicio de potencias extranjeras.

Gracias a gestiones de la Iglesia Católica, aduciendo motivos humanitarios y como resultado de la presión internacional, años después todos quedaron en libertad.

En 2002, Payá recibió el Premio Sajarov de Derechos Humanos. En 2003 se reúne en Washington con el entonces secretario de Estado de EE.UU., Collin Powell.

Payá fue varias veces nominado como candidato al Nobel de la Paz y era una de las figuras más activas y respetadas de la disidencia cubana.
​En medio de ovaciones, vivas y gritos de libertad, cientos de cubanos entonaron el Himno Nacional de Cuba en la parroquia El Salvador del Mundo, en La Habana, ante la llegada de los restos mortales del opositor cubano Oswaldo Payá.

El féretro será velado en la parroquia a la que el disidente solía asistir y según fuentes de la iglesia, el cardenal Jaime Ortega oficiará sus exequias.

Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, murió el domingo en un accidente automovilístico en las afueras Bayamo, a unos 800 kilómetros al este de la capital en la región oriental de la isla. También falleció el disidente Harold Cepero, miembro de esa organización.

La Casa Blanca lamentó la muerte de Payá en un comunicado. "Los pensamientos y las oraciones del presidente están con la familia y los amigos de Oswaldo Payá, defensor incansable por más derechos cívicos y humanos en Cuba", dijo la oficina del secretario de Prensa de la Casa Blanca, en nombre del presidente Barack Obama.

El virtual candidato republicano, Mitt Romney, indicó en un comunicado que “a causa de la libertad en Cuba había perdido a “una de sus voces más fuertes y uno de sus líderes más respetados".

Dos extranjeros que también viajaban en el vehículo resultaron heridos levemente. Ellos son el español Angel Carromero, vicesecretario general del grupo Nuevas Generaciones del Partido Popular en Madrid, y el sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia.

La Casa Blanca lamenta la muerte de Payá

“Los pensamientos y oraciones del presidente van para la familia y los amigos de Oswaldo Payá, un incansable defensor de los derechos cívicos y humanos más altos en Cuba”, lee el comunicado divulgado este lunes por la oficina de prensa de la Casa Blanca, a raíz de la muerte de Payá.

“Payá entregó décadas de su vida a la lucha no violenta por la libertad y la reforma democrática en Cuba como dirigente del Movimiento Cristiano de Liberación, líder del Proyecto Varela, y a través de su papel como activista de la sociedad civil”, continúa.

“Siguió optimista hasta el final de que el país que tanto amaba vería una transición pacífica y democrática. Continuamos siendo inspirados por la visión y dedicación de Payá hacia un mejor futuro para Cuba y creemos que su ejemplo y liderazgo moral persistirá”.

“Los Estados Unidos continuarán apoyando al pueblo cubano en su lucha por los derechos humanos fundamentales”, termina el comunicado.
De acuerdo con la versión oficial del gobierno sobre el suceso, el conductor perdió el control del auto “y se impactó contra un árbol”. Pero según los familiares de Payá, los dos sobrevivientes que viajaban con él dijeron que el automóvil se salió de la carretera tras ser embestido repetidas veces por otro vehículo.

Semanas atrás Payá había sido víctima de otro choque en La Habana. “Así que pensamos que esto no fue un accidente, que les querían hacer daño y terminaron matando a mi padre”, dijo desde La Habana su hija Rosa María Payá.

Esta es la segunda muerte de un destacado líder opositor en la isla en menos de un año. En octubre de 2011 falleció Laura Pollán, una de las fundadoras de las ‘Damas de Blanco’.

Otras organizaciones como Periodistas sin fronteras, la oficina de Lech Walesa y la del senador Marco Rubio se unieron a los pésames por la muerte de Payá.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG