Enlaces para accesibilidad

Colombia y FARC negocian secuestrados

  • Juan Álvaro Castellanos - Bogotá, Colombia

Familiares de los militares colombianos secuestrados criticaron bombardeos contra las FARC porque complican negociaciones.

Familiares de los militares colombianos secuestrados criticaron bombardeos contra las FARC porque complican negociaciones.

El gobierno colombiano ha aceptado negociar con las FARC la libertad de todos los policías y militares que aún permanecen secuestrados.

Con la mediación de la Iglesia Católica colombiana y el Comité Internacional de la Cruz Roja han conformado una unidad de trabajo para acordar la estrategia que permita, en breve, la liberación de los secuestrados más antiguos en poder de las Fueras Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC.

La información fue revelada por el secretario de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, en declaraciones a la prensa en Bogotá, luego de recibir la autorización del Gobierno para establecer contactos con las FARC, para lograr precisar la entrega del cabo de policía Pablo Emilio Moncayo y el soldado Josué Daniel Calvo.

"Cuando el Alto Comisionado para la Paz, Frank Pearl, me llamó para decirme que el Gobierno iba a dar todas las garantías, le pregunté si iba a haber algún condicionamiento, porque sino volveríamos a lo mismo de siempre y él me respondió: que sin ningún otro condicionamiento está dispuesto el Presidente a que se actúe", dijo monseñor Córdoba.

Al responder a versiones que indican que el cabo Moncayo habría escapado del control de las FARC, monseñor Córdoba explicó que la versión no puede confirmarse y confió en mantener un encuentro con los guerrilleros para favorecer las condiciones de entrega.

Por su parte, el gobierno colombiano confirmó a través del ministerio de Defensa, que el cabo Moncayo aún permanece secuestrado por la guerrilla de las FARC y que las versione de su fuga fueron solamente rumores y que la información fue brindada a los mediadores para que avancen con las negociaciones para la entrega con todo el respaldo gubernamental, dijo el comisionado Perk. "La información que tenemos nosotros es que eso no es verdad. Es cierto que hay un rumor, pero es falso", comentó Frank Pearl a los medios colombianos.

Pablo Emilio Moncayo permanece secuestrado por las FARC desde el 21 de diciembre de 1997, cuando fue capturado en el cerro de Patascoy, en el suroccidental departamento de Nariño, durante un ataque a una base de comunicaciones del Ejército. En abril pasado las FARC confirmaron que están dispuestas a liberar a Moncayo, al soldado Calvo y también entregar los restos del capitán Julián Guevara, quien murió muerto en cautiverio en 2006 tras pasar ocho años secuestrado.

El gobierno ha aceptado negociar con las FARC la libertad de todos los policías y militares que aún permanecen secuestrados que serían 24, según versiones oficiales.

XS
SM
MD
LG