Enlaces para accesibilidad

Carne con radioactividad en Japón

  • Voz de América - Redacción

Funcionarios de Fukushima reconocen que no pueden evitar al ciento por ciento que alimentos potencialmente contaminados lleguen al mercado.

Funcionarios de Fukushima reconocen que no pueden evitar al ciento por ciento que alimentos potencialmente contaminados lleguen al mercado.

Las autoridades dicen que la carne contaminada provino de seis vacas en una granja en la prefectura de Fukushima.

El gobierno de Japón dice que es un asunto serio que la carne contaminada con cesio radiactivo haya llegado al mercado doméstico.

Pero los funcionarios también dicen que fue un incidente aislado, mientras que prometieron aumentar las inspecciones de alimentos a raíz de la crisis nuclear en el país.

Funcionarios de la prefectura de Fukushima, en la que tres reactores fueron gravemente afectados por el terremoto del 11 de marzo y el tsunami, reconocen que no pueden evitar al ciento por ciento que alimentos potencialmente contaminados lleguen al mercado.

El reconocimiento se produjo luego de que el gobierno central confirmara que un poco de carne vacuna contaminada de Fukushima fuera aparentemente consumida.

Las autoridades dicen que las inspecciones impidieron que algo de la carne radiactiva llegar al mercado. Pero Noriyuki Shikata, portavoz de la oficina del primer ministro, reconoce que otros cortes de carne de res contaminados no fueron detectados en la inspección.

“El hecho de que estas carnes contaminadas que exceden nuestro límite de regulación se hayan distribuido en el mercado es un hecho muy desafortunado”, dice Shikata. “Y desde el punto de vista del gobierno vamos a trabajar en el fortalecimiento de la vigilancia en estrecha colaboración con los municipios y, por supuesto, con los ministerios del gobierno a cargo”.

Un alto funcionario técnico del Ministerio de Salud, Toshitaka Higashira, dijo a los periodistas el miércoles que la carne contaminada fue vendida a compradores y restaurantes, y que provino de seis vacas en una granja en la prefectura de Fukushima.

“La carne fue enviada a 11 prefecturas en Japón y el monto total distribuido al mercado fue de 1.400 kilogramos”, según Higashira.

La carne contaminada que fue interceptada supera en 60 veces el límite permitido de cesio radiactivo. Autoridades suponen que la carne vendida tiene el mismo nivel radiactivo, que según dicen no es peligroso porque solamente se consumiría en pequeñas porciones.

Los funcionarios culpan a un único ranchero que ignoró las órdenes de no alimentar el ganado con paja de arroz, que puede haber sido expuesto a radiación después de las explosiones en la central nuclear de Fukushima en marzo.

Desde el desastre natural hace cuatro meses que daño severamente la planta, una serie de productos alimenticios en el noroeste de Japón han sido contaminados con niveles superiores a los límites legales. La carne vacuna es la más reciente en una lista que también incluye leche, vegetales, pescado y hojas de té.

XS
SM
MD
LG