Enlaces para accesibilidad

Mera “suerte” implicada en desarrollo de cáncer

  • Voz de América - Redacción

En dos tercios de los cánceres, es decir, 22 tipos; las mutaciones aleatorias en los genes que impulsan el cáncer podría explicar por qué se produjo la enfermedad.

En dos tercios de los cánceres, es decir, 22 tipos; las mutaciones aleatorias en los genes que impulsan el cáncer podría explicar por qué se produjo la enfermedad.

Estudio señala que el azar tiene que ver en dos tercios de todos los casos de cáncer.

El azar, en vez de buenos genes, puede ser la razón principal por la que algunas personas están protegidas contra ciertos tipos de cáncer, mientras otros desarrollan la enfermedad, según un nuevo estudio.

Dos tercios de los cánceres en adultos son causados por mutaciones al azar de las células durante el proceso ordinario de la división de células madre.

En el otro tercio, la herencia genética y el estilo de vida son los principales factores, según investigadores del Centro de Cáncer Kimmel de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos,

Los científicos crearon un modelo matemático que, según ellos, demuestra que es un error suponer que hay cosas tales como "buenos genes" que pueden impedir el cáncer a pesar de fumar, beber y tener sobrepeso.

"Todos los cánceres son causados por una combinación de mala suerte, el medio ambiente y la herencia, y hemos creado un modelo que puede ayudar a cuantificar cuánto de estos tres factores contribuyen al desarrollo del cáncer", dijo Bert Vogelstein, profesor de oncología en Johns Hopkins y uno de los autores del artículo publicado en la revista Science.

"Longevidad libre de cáncer en personas expuestas a agentes causantes, como el tabaco, se atribuye a menudo a sus ‘buenos genes’, pero la verdad es que la mayoría de ellos simplemente tienen buena suerte”, agregó.

"Nuestro estudio muestra, en general, que un cambio en el número de divisiones de células madre en un tipo de tejido está altamente correlacionado con un cambio en la incidencia de cáncer en ese mismo tejido", dijo Vogelstein.

Un ejemplo está en el tejido del colon, que se somete a cuatro veces más divisiones celulares que el tejido del intestino delgado en los seres humanos. Asimismo, el cáncer de colon es mucho más frecuente que el cáncer del intestino delgado.

Los científicos dicen que la "mala suerte" juega un papel más importante en algunos tipos de cáncer que en otros.

En dos tercios de los cánceres, es decir 22 tipos, las mutaciones aleatorias en los genes que impulsan el cáncer podrían explicar por qué se produjo la enfermedad.

En los otros nueve tipos de cáncer los genes heredados o factores de estilo de vida fueron la causa principal. Ellos incluyen cáncer de pulmón, donde fumar es la causa principal, y cáncer de piel, que puede ser desencadenada por la exposición al sol.

"No estoy afirmando que cualquier cáncer, en la población general, es resultado de pura casualidad, pero lo que estoy diciendo es que hay algunos tejidos, por ejemplo en el cáncer de la sangre, donde hay muy poca evidencia de cualquier factor hereditario o ambiental", dijo el doctor Cristian Tomasetti, biomatemático de Johns Hopkins.

Para explicar el estudio, Tomasetti ofreció un ejemplo.

"Digamos que mis padres fumaron toda su vida y nunca desarrollaron cáncer de pulmón. Si creyera firmemente que el cáncer es sólo causado por el medio ambiente, o los genes que se heredan, ya que a mis padres no les dio cáncer, entonces se puede pensar que debo tener buenos genes y estaría bien que fume”, dijo.

"Por el contrario, nuestro estudio dice que no, mis padres fueron muy afortunados y jugaron un juego muy peligroso", concluyó.

XS
SM
MD
LG