Enlaces para accesibilidad

Brasil: verdes deciden neutralidad


El candidato opositor José Serra, ha logrado reducir la diferencia con la candidata oficialista, aunque aún no logra colocarse dentro del margen de error de los soneos.

El candidato opositor José Serra, ha logrado reducir la diferencia con la candidata oficialista, aunque aún no logra colocarse dentro del margen de error de los soneos.

El Partido Verde de Brasil, liderado por la senadora Marina Silva, anunció que no respaldará a ninguno de los dos candidatos en la segunda ronda de las elecciones presidenciales que se realizarán el 31 de octubre próximo.

"Esta independencia es la mejor forma de contribuir con el pueblo brasileño", dijo la ex candidata presidencial, Marina Silva.

De esta forma el tercer partido en la primera vuelta de la carrera presidencial, que capturó el 19% del electorado, impulsando su agenda ambientalista, prefirió dejar a los votantes en libertad para elegir en el balotaje,

En este sentido, los esfuerzos para ganar la presidencia se centran en lo que individualmente puedan hacer la candidata presidencial oficialista, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que lidera las encuestas y el opositor, José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Ambos candidatos sostuvieron un nuevo debate, enfocado en privatizaciones y políticas de infraestructura, en medio de una disputa cerrada, después de que Serra consiguiera recortar la diferencia de la primera ronda, donde Rousseff logró más del 46% y Serra el 33%.

Según la última encuesta del instituto Datafolha, Rousseff tiene un 54% de las intenciones de voto contra 46% para Serra. La diferencia oscila entre los 6 y 7 puntos, sin que aún Serra consiga colocarse dentro del margen de error que pondría la carrera presidencial casi empatada.

Más de 135 millones de brasileños son convocados nuevamente a las urnas para elegir al sucesor del presidente Lula el 31 de octubre.

XS
SM
MD
LG