Enlaces para accesibilidad

La fiebre de las ‘figurinhas’


Para muchos fanáticos el Mundial de Fútbol se juega en los estadios, pero por increíble que parezca, otros disfrutan más jugándolo entre amigos con un puñado de figuritas coleccionables.

Ni siquiera la revolución del mundo digital ha logrado detener la fiebre por una costumbre que lleva más de cincuenta años existiendo.

Durante cada Mundial de Fútbol, niños de todo el mundo, y sus padres, se apresuran a coleccionar el álbum con las figuras de la mayoría de los jugadores que participan con sus selecciones en Brasil.

En esta edición son 640 cromos los que se necesitan para completar la misión.

Cada paquete comprado individualmente contiene cinco cromos. Durante este Mundial el álbum ha llegado a 100 países, pero Brasil, por mucho, es el mayor coleccionista.

Diariamente se imprimen nueve millones de "figurinhas", como se le conoce a los cromos en este país.

Los cromos repetidos se intercambian entre amigos en cualquier sitio, como este parque en São Paulo, en donde muchos amantes del fútbol se reúnen para intentar tener a todas las estrellas del Mundial, al alcance de sus manos.
XS
SM
MD
LG