Enlaces para accesibilidad

Argentina: Cristina Fernández asume

  • Voz de América - Redacción

La presidenta Cristina Fernández sostiene una foto de su difunto esposo y ex presidente argentino Néstor Kirchner, en la Plaza de Mayo después de las elecciones generales en Buenos Aires.

La presidenta Cristina Fernández sostiene una foto de su difunto esposo y ex presidente argentino Néstor Kirchner, en la Plaza de Mayo después de las elecciones generales en Buenos Aires.

La mandataria que había ganado por el 54 % de los votos en octubre (2011), se transformó en la primera mujer de la historia Argentina en ser reelegida.

Al asumir su segundo mandato la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, dijo que "va a profundizar su modelo político porque es la presidenta de todos y no de las corporaciones".

"Les advierto que yo no soy la presidenta de las corporaciones, sino la presidenta de los 40 millones de Argentinos", dijo la presidenta.

Uno de los grandes desafíos de su gobierno será resistir el impacto de la crisis financiera internacional, con la baja de los precios de los productos, sobre todo de la soja, el principal producto de la exportación argentina. Para ganar esta batalla es fundamental la unión latinoamericana.

"Por suerte los mandatarios de la región lo han entendido. Porque sabemos que en la integración regional está una de las mejores defensas que podemos tener contra un mundo difícil y los desafíos del futuro", expresó Fernández.

La inflación interna, el aumento de la cotización del dólar, la fuga de capitales, el retiro de los subsidios estatales a los servicios de luz, gas y agua potable -que traerá una gran suba de tarifas- y las tensas negociaciones salariales con los sindicatos , oficialistas y opositores, aparecen como los problemas de la economía.

Durante el evento la mandataria también dijo que "respetamos la ley y el derecho constitucional de huelga. Con nosotros derecho de huelga hay, pero de huelga, no de chantaje y de extorsión".

Además reconoció que su máxima aspiración es consolidar la justicia y los derechos humanos, juzgando y condenando a los responsables de la última dictadura militar -1976-1983, que secuestraron, torturaron, desaparecieron y asesinaron, según los organismos de derechos humanos, a más de 30.000 personas.

"Yo espero que durante estos cuatro años de mi mandato, estos juicios, que han demorado más de 30 años, puedan ser terminados", indicó la líder argentina.

La presidenta convocó a sesiones extraordinarios, por decreto presidencial, ahora que recuperó las mayorías en el Congreso Nacional, para tratar temas fundamentales para su gobierno como: la Ley de Tierras- el 10 % tierras argentinas están en manos de extranjeros- , la Penal Tributaria y el Presupuesto Nacional.

XS
SM
MD
LG