Enlaces para accesibilidad

Piden a Cuba liberación de Alan Gross

  • Voz de América - Redacción

Alan Gross expresa que "vivir en la cárcel no es una vida digna" mientras continúan las presiones para que EE.UU. negocie con Cuba la liberación del contratista.

Alan Gross expresa que "vivir en la cárcel no es una vida digna" mientras continúan las presiones para que EE.UU. negocie con Cuba la liberación del contratista.

Vocera del Departamento de Estado reiteró llamado al gobierno cubano de liberar inmediatamente al contratista estadounidense. Alan Gross se despidió de su familia tras deterioro de su salud.

La vocera del Departamento de Estado de EE.UU., Jen Psaki, reiteró el llamado del gobierno de liberar inmediatamente al contratista Alan Gross, preso en Cuba desde 2009.

“La autoridades cubanas injustamente han mantenido a Alan Gross en prisión por más de cuatro años meramente por ayudar a los cubanos a tener acceso a internet", dijo. "Mantenemos su caso en primer plano de discusión con el gobierno cubano dejando clara la importancia del bienestar del señor Gross para Estados Unidos ".

El abogado de Gross dijo el lunes que su cliente no puede soportar mucho más tiempo la vida en prisión y se ha despedido de su esposa y una hija, según informa la agencia Associated Press.

Gross fue arrestado, mientras trabajaba en secreto en la isla caribeña para configurar acceso a internet.

Su abogado, Scott Gilbert, dijo en un comunicado que su cliente se "ha rendido" y le dijo que "la vida en la cárcel no es una vida digna de vivirse".

Gross había dicho que su cumpleaños 65 en mayo sería el último que celebraría en La Habana "de una manera u otra".

El estadounidense se despidió de su esposa e hija menor durante una visita reciente. Gross, que vivía en Maryland, previamente había dicho a sus dos hijas que no lo visitaran en prisión. Su abogado dice que ha dejado de hacer ejercicio y que su salud no es buena.

Gilbert, quien planea visitar a su cliente esta semana, indicó que Gross tiene muchos padecimientos en las caderas y ha perdido casi toda la visión del ojo derecho. El abogado agregó que "el deterioro emocional (de Gross) ha sido severo", particularmente tras la muerte en junio de su madre, que tenía 92 años y con quien hablaba frecuentemente.

Rabinos piden a Obama interceder

Trescientos rabinos de todo Estados Unidos pidieron al presidente Barack Obama negociar la liberación inmediata de Alan Gross.

“Alan fue a Cuba en nombre de nuestro gobierno. Su puesta en libertad inmediata de la prisión en Cuba y el regreso a los EE.UU. deben ser una prioridad para nuestra nación. De hecho, creemos que este es un imperativo moral ", señalaron los rabinos en una carta a Obama.

“Le pedimos, con todo respeto, que tome todas las medidas necesarias para asegurar un final rápido a Alan y su familia, la pesadilla continua “, agregaron.

La carta de los rabinos se presenta cuando Gross, de 65 años, ha dicho adiós a su esposa y su hija menor, y se niega a ver a todos los visitantes.

A medida que su salud sigue deteriorándose, tanto física como emocionalmente, Gross ha dicho que debe salir de Cuba de una manera u otra.

Por su parte Judy Gross, dijo en un comunicado que nunca ha visto a su esposo en tan malas condiciones durante el tiempo que ha pasado en prisión y escribió que "su decisión de despedirse de (la familia) fue muy dolorosa".

Gross también se ha negado a ver a funcionarios de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, que hace las veces de embajada porque los dos países no tienen relaciones diplomáticas formales.

"Instamos a nuestro aliados y socios abogar por su liberación. Urgentemente reiteramos nuestro llamado al gobierno de Cuba para que lo libere inmediatamente”, agregó Psaki.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG