Estados Unidos

    Catedral de Washington casará a homosexuales

    El obispo de la diócesis Mariann Edgard Budde aprobó en diciembre la inclusión de esas parejas en la definición de matrimonio.

    La catedral, cuyo nombre oficial es San Pedro y San Pablo, es la sede de la Iglesia Episcopal en Estados Unidos y la sexta catedral más grande del mundo.
    La catedral, cuyo nombre oficial es San Pedro y San Pablo, es la sede de la Iglesia Episcopal en Estados Unidos y la sexta catedral más grande del mundo.

    Artículos relacionados

    Inician bodas gay en Maryland

    Por decreto, el estado de Maryland ya comenzó a aceptar las bodas entre personas del mismo sexo.
    Voz de América - Redacción

    La Catedral Nacional de Washington, una de las más grandes del mundo y escenario de ceremonias en honor de los presidentes de Estados Unidos, empezará pronto a oficiar casamientos de personas del mismo sexo, según anunció el templo.
         
    La catedral, cuyo nombre oficial es San Pedro y San Pablo, es la sede de la Iglesia Episcopal en Estados Unidos y la sexta catedral más grande del mundo.

    Allí se han realizado funerales de presidentes y el próximo día 22 acogerá el servicio de oración con motivo de la investidura como presidente de Barack Obama en la inauguración de su segundo mandato.
         
    El Distrito Federal, que es sede del gobierno federal, y el estado de Maryland que lo colinda al norte, han reconocido la legalidad de las uniones de personas del mismo sexo, y el obispo de la diócesis episcopal de Washington, Mariann Edgard Budde, aprobó en diciembre la inclusión de esas parejas en la definición de matrimonio.
       

    Este foro fue cerrado
    Comentarios
         
    No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno
    Su JavaScript está desconetado o tiene una versión antigua del Flash Player de Adobe.
    ¿Desgaste de la izquierda en América Latina?i
    X
    09.02.2016
    El fenómeno de desaceleración de avance en economías de izquierda en el hemisferio sur refleja el agotamiento de modelos económicos estancados sostenidos por la conocida chequera petrolera bolivariana. Así lo afirman expertos en sociopolítica de Estados Unidos.