Enlaces para accesibilidad

Votan para evitar cierre de gobierno


La líder de la minoría demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, acompañado por los representantes James Cliburn y Steny Hoyer.

La líder de la minoría demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, acompañado por los representantes James Cliburn y Steny Hoyer.

La Cámara de Representantes dio media sanción a una medida temporal por una votación de 335 a 91.

El Senado estadounidense, de mayoría demócrata, vota un proyecto de ley que representa una concesión a los republicanos para reducir el gasto federal en $4.000 millones de dólares a cambio de evitar, por dos semanas más, la suspensión de actividades del gobierno federal por falta de recursos.

El proyecto legislativo de corto plazo, que fue aprobado el martes en la cámara baja por republicanos y demócratas en una votación de 335-91, elimina la amenaza de un cierre el viernes, cuando expira la autorización vigente de financiamiento.

Al mismo tiempo, crea un plazo reducido de dos semanas para que la Casa Blanca y los legisladores se enfrasquen en lo que parece una negociación muy conflictiva sobre una iniciativa complementaria que fije los niveles del gasto hasta el 30 de septiembre, cuando termina el año fiscal.

Se prevé que el proyecto reciba un gran apoyo bipartidario el miércoles en la cámara alta. Es el último paso antes de enviarla al presidente Barack Obama para que la promulgue.

Más de 100 demócratas rompieron el martes con la líder de la bancada demócrata Nancy Pelosi para apoyar la propuesta.

"El presidente está alentado por el progreso que realiza el Congreso para un acuerdo a corto plazo", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, luego de la votación en la cámara baja.

"Yendo hacia adelante, es necesario enfocarnos en que ambas partes encuentren un punto de acuerdo con el fin de llegar a una solución de largo plazo que elimine el tipo de incertidumbre que puede afectar a la economía y a la creación de empleos", destacó.

El líder de la minoría republicana, el senador Mitch McConnell, de Kentucky, dijo que los legisladores demócratas tienen la posibilidad, esta semana, de demostrar que han recibido el mensaje de que el pueblo estadounidense quiere que el Congreso detenga el gasto gubernamental, que los republicanos definen como: fuera de control.

“Este proyecto de ley no debe ser controversial” dijo McConell. “Se ha convertido en controversial solo porque los líderes demócratas en el Congreso han resistido todos los esfuerzos por frenar este derroche de gastos”.

Según explicó el senador opositor, “este proyecto de ley propone reducir el gasto por las próximas dos semanas en $4 mil millones de dólares, y ellos se han opuesto por todos los medios disponibles. Rehúsan admitir que Washington tiene un problema de gasto”.

Dos semanas

Sin embargo, para el oficialismo demócrata los asuntos controversiales en el tema del gasto gubernamental es qué programas tienen que ser reducidos y en cuánto.

El representante demócrata Jim McGovern, de Massachusetts, criticó el presupuesto temporal aprobado el mes pasado por los republicanos en la Cámara y que reducirá fondos para programas de ayuda de Estados Unidos para la lucha contra el hambre en el mundo.

“Si se permite que se concreten estos cortes imprudentes y francamente insensibles, literalmente estaremos sacando la comida de la boca a más de dos millones de niños” advirtió el congresista McGovern. “Estaríamos privando a más de 18 millones de personas de los alimentos que los mantienen vivos en Haití, Guatemala, Darfur, Afganistán, Etiopía, Kenya y en otras partes”.

Algunos analistas dicen que proveer solo 14 días para que los dos principales partidos del país resuelvan sus diferencias sobre una medida para dar fondos al gobierno para el resto del año fiscal no es realista.

XS
SM
MD
LG