Enlaces para accesibilidad

Terapias de fertilidad en riesgo


Las mujeres con problemas de ovulación pueden recibir fármacos que estimulan la producción de óvulos en los ovarios.

Las mujeres con problemas de ovulación pueden recibir fármacos que estimulan la producción de óvulos en los ovarios.

Las posibilidades que tienen las parejas de lograr un embarazo con distintos tipos de tratamientos podrían disminuir después de dos o tres intentos con la misma técnica.

Según el estudio, publicado en Fertility and Sterility, generaría un debate en el campo de estos tratamientos sobre cuántos ciclos de una técnica debería pasar una pareja antes de cambiar a otra estrategia más intensiva y costosa.

Existen varias opciones para tratar la infertilidad, según su causa, si se puede establecer.

Las mujeres con problemas de ovulación pueden recibir fármacos que estimulan la producción de óvulos en los ovarios.

Otra opción es la inseminación intrauterina (IIU), en la que se colocan los espermatozoides en el útero por un catéter y se utiliza cuando el hombre tiene problemas de fertilidad, como baja cantidad de espermatozoides, o se desconoce el origen de la infertilidad.

La fertilización in vitro (FIV) es otro procedimiento de alta tecnología, que permite fertilizar los óvulos en el laboratorio e implantar los embriones en el útero de la mujer días después.

El autor del estudio, doctor James F. Smith, quien es profesor asistente de urología de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF), analizó las tasas de éxito de esos tres tratamientos en 408 parejas atendidas en uno de ocho centros especializados.

El 21 por ciento de esas parejas no recibió ninguno de esos tres tratamientos, sino algunos procedimientos sin ciclos, como la cirugía para extirpar fibroides uterinos.

La tasa de embarazo en el grupo, a los 18 meses, fue del 28 por ciento.

En cambio, las parejas tratadas con uno o dos ciclos de tratamiento con fármacos solamente lograron una tasa de embarazo del 85 por ciento.

Por su parte, las tratadas con IIU lograron una tasa del 71 por ciento después de una ronda de tratamiento, mientras que el 59 por ciento de las parejas tratadas con FIV logró el embarazo después de un solo ciclo.

Sin embargo, la efectividad de los tres tratamientos disminuyó tras cierta cantidad de intentos.

Las seis parejas con tres o más ciclos farmacológicos únicamente tuvieron una tasa de embarazo del 29 por ciento.

La ventaja de la IIU por sobre la del tratamiento sin ciclos desapareció después del tercer intento, mientras que la de la FIV no se registró después del segundo intento.

Solo el 35 por ciento de las 52 parejas con tres o más intentos logró un embarazo.

XS
SM
MD
LG