Enlaces para accesibilidad

Trump: Testimonio de Yates fue solo "noticias viejas"

  • Voz de América - Redacción

El testimonio de Yates avivó las sospechas sobre la relación entre la campaña y gobierno de Trump con Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desestimó en Twitter el testimonio de la ex fiscal general interina, Sally Yates, el cual calificó de ser “nada más que noticias viejas”.

“Sally Yates hizo que la falsa prensa se sintiera hoy extremadamente infeliz —no dijo nada más que noticias viejas!”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

En otro tuit agregó que “la historia de la confabulación Rusia-Trump es un engaño total, cuándo va a terminar esta farsa pagada por los contribuyentes?”.

Pero lejos de terminar, el testimonio de Yates avivó las sospechas sobre la relación entre la campaña y el gobierno de Trump con Rusia.

Yates confirmó haber advertido durante una reunión con el abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, y otros funcionarios que el asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, "esencialmente podía ser chantajeado" porque aparentemente había mentido a sus jefes sobre sus contactos con el embajador de Rusia.

“Comenzamos nuestra reunión diciéndoles que había habido declaraciones del vicepresidente y de otros relacionadas con la conducta del General Flynn que sabíamos que no eran ciertas”, dijo Yates a una subcomisión del Senado. “El vicepresidente estaba haciendo afirmaciones falsas al público estadounidense sin saberlo, y el General Flynn había quedado comprometido con los rusos”.

Los rusos “probablemente tenían pruebas de esta información y eso creaba una situación comprometedora —una situación en la que el asesor de seguridad nacional podía ser chantajeado por los rusos”, agregó Yates. “Finalmente les dijimos que les estábamos dando toda esta información para que hicieran algo”.

Pero Yates dijo que no les urgió que tomaran una acción específica. Flynn siguió en su cargo durante otros 18 días y solo fue hasta que el Washington Post publicó una historia sobre la conversación entre Flynn y el embajador ruso, Sergey Kislyak, cuando Trump despidió a su asesor.

El testimonio de Yates pareció contradecir lo dicho por el portavoz y por el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Sean Spicer y Reince Priebus, respectivamente. Los dos funcionarios dijeron que la reunión con Yates no fue tanto una advertencia sino más bien un llamado a poner atención a Flynn.

Si bien mucho de los declarado por Yates efectivamente era ya conocido, tal como alega Trump, su testimonio, junto a la revelación de que el expresidente Barack Obama personalmente le advirtió a Trump no contratar a Flynn, ofreció un dramático recuento de primera mano de cómo el escándalo fue desarrollándose ante la parálisis de la Casa Blanca.

En la audiencia también testificó el exdirector de Inteligencia, James Clapper, quien advirtió que los esfuerzos rusos por interferir en la elección fueron tan exitosos que “deben estar celebrando haber excedido sus más locas expectativas con un mínimo gasto de recursos”.

“Pienso que fue una de las más convincentes audiencias en las que he tomado parte”, dijo la senadora demócrata Amy Klobuchar al terminar la audiencia.

Trump no quedó convencido y así lo dijo en otro tuit, para el cual tampoco ofreció pruebas . “La historia más importante hoy entre Clapper y Yates es sobre la vigilancia. Por qué la prensa no reporta sobre esto?”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG