Enlaces para accesibilidad

El Reino Unido espera al bebé real

  • Voz de América - Redacción

El príncipe Harry dialoga con la duquesa de Cambridge, Catherine Middleton y su hermano el príncipe William durante una ceremonia el mes pasado en el Palacio de Buckingham.

El príncipe Harry dialoga con la duquesa de Cambridge, Catherine Middleton y su hermano el príncipe William durante una ceremonia el mes pasado en el Palacio de Buckingham.

El Reino unido vive una "baby-manía" previa al nacimiento del primogénito del príncipe William y la duquesa de Cambridge. En más de un siglo no han coincidido tres generaciones de herederos al trono.

La expectativa es creciente y un enjambre de fotógrafos se ha instalado ya en las afueras del hospital en Londres donde el príncipe William y su esposa Catherine Middleton esperan su primer descendiente, que sería el tercero en la línea de sucesión al trono del Reino Unido.

Tras su fastuosa boda real en abril de 2011, el duque y la duquesa de Cambridge anunciaron en diciembre pasado que esperaban al primogénito, pero se limitaron a decir que el nacimiento sería a mediados de julio, sin mayor precisión.

El bebé nacerá en el hospital St. Mary's, el mismo que la princesa Diana escogió en 1982 y 1984 para que vinieran al mundo sus hijos William y Harry, y tendrá iguales derechos al trono sea niña o niño.

Desde que se cambiaron en Gran Bretaña las reglas de la sucesión, los hombres ya no gozan de preferencia monárquica sobre las mujeres, y sea una niña o un niño el hijo de los duques, desplazará al príncipe Harry y será el próximo heredero detrás de los príncipes Charles, su abuelo, y William, su padre.

El nacimiento significa además que por primera vez en más de un siglo habrá tres generaciones vivas de herederos a la corona.

El hecho no solo ha concitado curiosidad entre los entendidos sino también en la población, que vive orgullosa de su monarquía y especula sobre cuál será el nombre de quien llevará el título de su Alteza Real, Príncipe o Princesa de Cambridge.

Se informó que tras el nacimiento, el príncipe William se tomará 15 días de vacaciones de sus responsabilidades en el ejército y que su esposa residirá con sus padres en Berkshire, durante las primeras seis semanas de vida del bebé.

El Palacio de Buckingham reveló este lunes que la nieta de la reina Isabel, Zara Phillips y su esposo, el jugador de fútbol rugby Mike Tindal, también están esperando que nazca su primer bebé, el año entrante.

XS
SM
MD
LG