Enlaces para accesibilidad

Portaaviones chino hace prueba

  • Voz de América - Redacción

El portaaviones genera ciertas inquietudes entre los vecinos de China por las disputas marítimas, pero un analista dijo que esta prueba es preliminar.

El primer portaaviones de China zarpó por primera vez este miércoles, saliendo del puerto nororiental de Dalian para una prueba en el mar.

Aunque el viaje del buque -conocido aquí por su nombre ruso Varyag- es una fuente de orgullo nacional, también genera inquietud entre los vecinos de China.

A finales de 1990, China compró el casco de un portaaviones de Ucrania. El buque fue construido por la Unión Soviética en la década de los 80, pero la propiedad fue transferida a Ucrania después de la caída del comunismo.

Desde entonces, se ha especulado mucho sobre su uso por parte de China y los militares chinos han esperado con ansias ponerlo a prueba.

En las últimas semanas, la televisión estatal china y los sitios web de noticias militares han estado siguiendo de cerca los preparativos sobre la nave. Quedó claro que se acercaba la primera prueba cuando el portavoz del Ministerio de Defensa de China, Geng Yansheng, habló públicamente sobre el barco por primera vez el mes pasado.

En una conferencia de prensa, Geng confirmó los planes de China de construir un pequeño número de portaaviones y aseguró que las intenciones de Beijing son pacíficas.

“China se apegará al camino del desarrollo pacífico y su política exterior independiente de paz junto con la política de defensa nacional del país”, dijo Geng. “Tenemos una larga costa y amplias zonas de mar bajo nuestra jurisdicción. Es una responsabilidad de las fuerzas armadas de China proteger el mar territorial y preservar la soberanía del mar y los derechos marítimos”.

Geng dijo que China está recogiendo opiniones de muchos lugares para promover el desarrollo de los portaaviones. Dijo que el Varyag será utilizado para entrenamiento militar y la investigación científica.

Un comunicado emitido el miércoles por el Ministerio de Defensa dijo que el portaaviones pronto regresará al puerto para ser readaptado y puesto a otras pruebas.

Los funcionarios chinos han tratado de minimizar la importancia del portaaviones, pero el barco se ha convertido en un símbolo del creciente poder militar de China en un momento de tensión entre varios vecinos sobre derechos marítimos en los mares del este y sur de China.

Arthur Ding, un analista militar chino en la Universidad Nacional de Taiwán Chengchi University dice que el viaje al mar del portaaviones es solamente una prueba preliminar.

“Diría que es una prueba para ver si toda la estructura de la nave se encuentra en una situación buena o no”, dijo Ding. “No es una prueba de funcionamiento (…)”.

Aunque muchos en China anticipan ansiosamente el lanzamiento del programa de portaaviones, Ding dijo que esta prueba ayudará a satisfacer el deseo del público de ver al país cumplir con ese hito. Los medios estatales chinos mencionan con frecuencia que China es el único miembro del Consejo de Seguridad que no tiene un portaaviones.

Sin embargo, Ding agrega que no es de extrañar que los funcionarios chinos estén minimizando la importancia de esta prueba por temor a alienar a otros países de la región.

XS
SM
MD
LG