Enlaces para accesibilidad

Barack Obama se ríe hasta del Servicio Secreto

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama y el comediante Jimmy Kimmel chocan sus manos, durante la cena anual de los corresponsales ante la Casa Blanca. En medio observa, Careh Bohan, periodista de Reuters.

El presidente Barack Obama y el comediante Jimmy Kimmel chocan sus manos, durante la cena anual de los corresponsales ante la Casa Blanca. En medio observa, Careh Bohan, periodista de Reuters.

La cena de gala de los corresponsales de la Casa Blanca, es el mayor evento social del año para los medios de comunicación de Washington y da a los presidentes una oportunidad de mostrar su lado más desenfadado.

El presidente Barack Obama, los políticos y los periodistas se tomaron el tiempo el sábado por la noche para mofarse unos de otros y tirarse dardos y reírse hasta de los agentes del servicio secreto, durante la cena anual de corresponsales ante la Casa Blanca.

La cena de gala es el mayor evento social del año para los medios de comunicación de Washington y da a los presidentes una oportunidad de mostrar su lado más desenfadado.

“El año pasado a esta hora –de hecho, en este mismo fin de semana—finalmente hicimos justicia con uno de los individuos más notorios del mundo”, comenzó Obama su discurso posterior a la cena, pareciendo aludir a la muerte de Osama bin Laden.
Pero en su lugar, una foto del millonario anfitrión del show “The Apprentice” (El aprendiz), Donald Trump, quien pasó la mayor parte de la primavera pasada cuestionando la ciudadanía de Obama, fue mostrada en la pantalla gigante del salón.

También arremetió contra los legisladores republicanos y les agradeció por "hacer un espacio en su apretada agenda de no pasar ninguna ley" para asistir a la cena.

Del virtual candidato presidencial republicano, Mitt Romney, el mandatario dijo: "Ambos tenemos títulos de Harvard. Yo tengo uno, el dos. Vaya snob". Entre la audiencia estaba Rick Santorum, que se retiró de la contienda republicana a comienzos de mes, y llamó snob a Obama por alentar a los jóvenes a ir a la universidad.

Obama también tuvo en su punto de mira al ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, quien estaba entre la audiencia con su esposa, Calista, y que ha anunciado que se retiraría de la carrera de las primarias republicanas. "Newt, aún hay tiempo hombre", le dijo.

Hacia al final de su discurso, el mandatario hizo referencia al reciente escándalo sobre miembros del personal del Servicio Secreto y prostitutas durante un viaje presidencial a Colombia.

"Tenía mucho más material preparado, pero tengo que llevar a casa al servicio secreto a tiempo para su nuevo toque de queda", manifestó.

Entre los invitados a la cena, patrocinada por la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, había un gran contingente de famosos del mundo del entretenimiento invitados por los medios de comunicación, incluyendo al director Steven Spielberg, los actores George Clooney, Sigourney Weaver, Claire Danes y Kevin Spacey, Eva Longoria, Goldie Hawn y Reese Witherspoon, y el cantante John Legend.
Sentadas en la misma mesa estaban la estrella de un "reality" de televisión Kim Kardashian y la actriz Lindsay Lohan.
XS
SM
MD
LG