Enlaces para accesibilidad

Obama con vecinos de Nuevo México


El presidente Barack Obama, junto a la primera dama Michelle Obama, en el Museo de Historia Natural en Nueva York. El mandatario mostró su preocupación sobre la educación.

El presidente Barack Obama, junto a la primera dama Michelle Obama, en el Museo de Historia Natural en Nueva York. El mandatario mostró su preocupación sobre la educación.

Durante una reunión con vecinos en la sureña ciudad de Albuquerque, en el estado de Nuevo México, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a abordar la temática de la economía.

El mandatario destacó la rápida respuesta de su gobierno para prevenir que el país cayera en otra “gran depresión” e insistió con su visión de Estados Unidos como la principal economía del mundo en su apuesta a la recuperación.

También el mandatario volvió a dirigir sus críticas a los dos gobiernos anteriores a su presidencia, entre los años 2001 y 2008 “donde el país ya había comenzado su derrapada en muchos sentidos”, bajo la conducción del partido Republicano, con el liderazgo del entonces presidente George W. Bush.

El presidente estadounidense señaló como ejemplo del retroceso a la educación en el país, y reclamó analizar “lo bien que educamos y preparamos a nuestros hijos”, sobre todo cuando “el país está ubicado en posición 21 en el mundo en ciencias y en posición 25 en matemáticas”, perdiendo posiciones respecto a su histórico liderazgo.

La intención del presidente estadounidense, es reunirse con “estadounidense reales”, gente de diferentes estratos de la sociedad que pueden dirigir sus preguntas e inquietudes directamente al mandatario.

Tal como lo hizo antes en Fairfax, Virginia, el encuentro en Albuquerque se produjo en el patio trasero de una casa de familia.

Camino a las elecciones legislativas

A poco más de un mes de las elecciones legislativas de medio término, el presidente Barack Obama, continúa su periplo a través del país, tratando de apoyar a los candidatos Demócratas para mantener el control en el Congreso y el Senado.

La reunión de Obama en Albuquerque es la primera de las tres reuniones vecinales con los votantes. También hablará en la Universidad de Wisconsin en Madison y posteriormente se dirigirá a Des Moines, en el estado de Iowa.

La estrategia demócrata será efectuar cientos de reuniones con vecinos y en contacto directo con los votantes hasta el 2 de noviembre para tratar de convencer sobre todo a los votantes indecisos de asistir a las urnas y votar por el oficialismo.

En una entrevista, Obama dijo que sería "inexcusable" e "irresponsable" que los demócratas no voten en noviembre debido a que su pasividad podría tener consecuencias funestas para su plan de gobierno durante años.

Aumentan las críticas

Mientras tanto en el legislativo continúa la batalla entre el oficialismo y la oposición. El gobernante partido Demócrata trata de seducir a la clase media trabajadora, en tanto los Republicanos defienden su agenda en favor del sector privado y de un gobierno más reducido.

Si bien a comienzos de semana el Senado bloqueó un proyecto de ley impositiva que castiga a las empresas estadounidenses que exportan empleos, los Demócratas lograron impulsar el simbolismo de que tratan de salvar empleos estadounidenses.

La oposición del partido Republicano en tanto, criticó al gobierno por proponer una votación urgente para hacer mérito con los votantes cinco semanas antes de las elecciones en que están en juego todas las 435 bancas de la Cámara de Representantes y 37 del Senado.

El senador republicano Orrin Hatch, dijo que el planteamiento que fue realizado "con motivación política, nunca se convertirá en ley".

Sin embargo, la senadora demócrata Debbie Stabenow, dijo que "esto forma parte de la continua atención a los empleos".

El proyecto impulsado por el oficialismo exceptuaría a las compañías que importan empleos de pagar el impuesto del 6,2% a la seguridad social para nuevos empleados estadounidenses.

XS
SM
MD
LG