Enlaces para accesibilidad

Obama, Congreso y Senado negocian


El presidente expresó su optimismo en el encuentro con los líderes del Congreso.

El presidente expresó su optimismo en el encuentro con los líderes del Congreso.

La Casa Blanca y los legisladores inician diálogo para definir puntos de acuerdo.

“Las diferencias se mantendrán no importa cuantas reuniones hagamos”, dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al final de la reunión con senadores y congresistas del oficialismo demócratas y la oposición republicana. Sin embargo, “primero que nada somos estadounidenses y vamos encontrar puntos de interés común y enfocarnos en el trabajo de la gente y no en nuestro trabajo” agregó el mandatario.

El encuentro, el primero desde las elecciones del pasado 2 de noviembre de 2010, donde los republicanos lograron una aplastante victoria en el Congreso y avances en el Senado, aunque sin poder quitar el control a los demócratas, sirvió para abordar algunos de los temas más importantes y urgentes.

Durante una hora y media, el presidente y los legisladores se reunieron con participación de sus asesores. Pero en la media hora final, el encuentro fue absolutamente reservado entre el mandatario y los congresistas y senadores.

Trabajo conjunto

En medio de lo que el presidente Obama definió como “un espíritu de trabajo conjunto” y al final de una “reunión productiva”, el mandatario nominó al secretario del Tesoro, Timothy Geithner y al director de presupuesto, Jacob Lew, para negociar con los legisladores sobre la posibilidad de extender los beneficios de desempleo que vencen este martes 30 de noviembre y que dejarían sin cobertura a unos 2 millones de ciudadanos. En dos días tendrán que generar una propuesta dijo el presidente Obama.

También ambos la Casa Blanca y los representantes de los dos partidos se comprometieron a trabajar en el recorte de impuestos, que los republicanos pretenden sean generales y el presidente Obama y los demócratas pretenden limitar a las familias que ganan menos de $250.000 dólares al año.

El presidente Obama explicó que “el desacuerdo es relativo a una recaudación de $700 millones que nos parece injusto los estadounidenses más adinerados no paguen”. Pero también se comprometió a encontrar un “marco de acuerdo”.

Dialogo franco

Los legisladores opositores, el senador Mitch MCConnell, líder de la minoría en el senado; John Boehner, futuro presidente del Congreso (Speaker of the House, el tercer rango más alto después del presidente y el vicepresidente); y el representante Eric Cantor, coincidieron en definir al encuentro como “un diálogo franco”.

El senador McConnell dijo que “no hay razones para no encontrar acuerdos en los próximos dos años” de gobierno del presidente Obama, aunque destacó la urgencia de “resolver el tema de los impuestos y de la financiación del gobierno por los próximos 10 meses”. La visión fue compartida por el congresista Boehner quien dijo que tendrán que “dedicar tiempo a encontrar caminos comunes”.

El representante Cantor se mostró optimista con la actitud del presidente Obama, quien según dijo, “reconoció que la gente quiere ver resultados en Washington”.

XS
SM
MD
LG