Enlaces para accesibilidad

Mujica: de guerrillero a presidente

  • Federica Narancio

Miles de uruguayos festejaron en la rambla y esperaron el discurso del candidato electo José Mujica.

Miles de uruguayos festejaron en la rambla y esperaron el discurso del candidato electo José Mujica.

La rambla de Montevideo estuvo copada de simpatizantes del Frente Amplio que festejaron los resultados del balotaje bajo una lluvia torrencial. José Mujica, el candidato electo, llamó a respetar a aquellos que votaron por los otros partidos.

Uruguay tiene como presidente a José "Pepe" Mujica, del gobernante Frente Amplio, según los sondeos realizados al cierre de la votación.

Mujica, de 74 años, derrotó en esta segunda vuelta electoral al candidato centro-derechista del Partido Nacional, Luis A. Lacalle, con un cómodo margen de seis a siete puntos porcentuales. En tanto, el 94,51 por ciento de los votos fueron escrutados por la Corte Electoral e indican que Mujica obtuvo un 53,1 por ciento frente al 42,8 por ciento de Lacalle.

El Frente Amplio cuenta, además, con la mayoría parlamentaria que obtuvo en los comicios del 25 de octubre.

La llegada a la presidencia de Mujica marca un punto de inflexión en su pasado polémico como dirigente de la guerrilla tupamara durante los años '60. A lo largo de la campaña electoral, él tuvo que dar un vuelco hacia el centro para calmar las dudas que generaba su candidatura entre los más indecisos.

Una de sus principales promesas es que continuará con el modelo del gobierno del presidente actual, Tabaré Vázquez. También ha dicho reiteradas veces que su referente regional es el gobernante brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, aunque sus opositores temen una eventual cercanía con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Bajo una lluvia torrencial, miles de uruguayos coparon la rambla de Montevideo para festejar la victoria de Mujica con las banderas en alto y al grito de “¡Vamos Pepe!”.

Tras recibir el saludo del presidente Vázquez, Mujica salió al estrado colocado fuera del hotel NH Columbia en la Ciudad Vieja de Montevideo a saludar a sus simpatizantes.

“¿Sabés una cosa pueblo? Compañeros, este es el mundo del revés, porque en el estrado tendrías que estar vos y nosotros aplaudiéndote. Esta batalla la dieron y la mantuvieron encendida ustedes”, dijo un eufórico Mujica.

El candidato electo de izquierda también llamó al pueblo uruguayo a respetar a aquellos que votaron en el balotaje por el Partido Nacional y, en la primera vuelta electoral, por el Partido Colorado. “Son hermanos de nuestra sangre”, aseguró Mujica, por eso “no somos ni vencidos ni vencedores, apenas elegimos un gobierno”.

En un tono más conciliador que el adoptado durante la campaña electoral, Mujica extendió su “reconocimiento” a su contrincante del Partido Nacional, Luis A. Lacalle, y a su compañero de fórmula, Jorge Larrañaga. También envió una señal de reconocimiento a Pedro Bordaberry, candidato que representó al Partido Colorado en la primera vuelta electoral el 25 de octubre.

Finalmente, Mujica dijo que si en algún momento su “temperamento de viejo combatiente” puede más que él, pedirá perdón por la ofensa. “Mañana andaremos juntos de nuevo”, aseguró.

Al presidente Tabaré Vázquez, Mujica le dijo “gracias” por los logros obtenidos durante su gobierno que lo ayudaron a asegurar su victoria y darle continuidad al modelo del Frente amplio.

Momentos antes, en el comando del Frente Amplio, el público que esperaba los resultados de las encuestadoras rompió en aplausos cuando el politólogo Oscar Bottinelli, de Factum, anunció que José “Pepe” Mujica obtuvo un 51,6 por ciento de los votos y su contrincante, Luis A. Lacalle, un 44,4 por ciento.

Otros sondeos de boca de urna dieron resultados similares: Cifra le dio a Mujica un 51,5 por ciento y a Lacalle un 44,4 por ciento. Equipos Mori, en tanto, dijo que Mujica obtuvo un 50,8 por ciento de los votos y Lacalle un 45,4 por ciento.

El presidente Tabaré Vázquez, visiblemente emocionado, ingresó al hotel NH Columbia a saludar con un abrazo a José Mujica y a Danilo Astori. También estaba junto a ellos la esposa de Mujica, la senadora Lucía Topolansky.

Afuera del hotel, los uruguayos festejaban y se oían fuegos artificiales.

Desde el Partido Nacional, el candidato Luis A. Lacalle animó a sus votantes y llamó a que se mantenga la unidad nacional pese a las diferencias políticas.

"Que hayamos votado en mitades diferentes no quiere decir que seamos dos países”, aseguró.

“Somos un mismo país que ante dos opciones ejerció la facultad de optar, pero que a partir del momento actual, cuando se conozca el resultado definitivo seamos un mismo pueblo con el deseo manifiesto de que el poder político democrático demuestre no solamente la legitimidad, en el origen y el ejercicio, sino algo que tenemos que pensar muy bien: y es que la democracia tiene que demostrar que es eficaz para luchar contra la pobreza, mejorar la educación y otros problemas y dificultades que tenemos adelante", dijo.

Lacalle agradeció a Tabaré Vázquez, quien se comunicó con él telefónicamente, y dijo que más allá de las discrepancias, “él ha robustecido su calidad de presidente de todos los orientales, que lo es, como será José Mujica”. También agradeció “muy especialmente” el apoyo brindado por el Partido Colorado.

XS
SM
MD
LG