Enlaces para accesibilidad

Desfile triunfal del Heat en Miami

  • Roberto Casin - Miami, Florida

Los fanáticos aclamaron con alegría a sus héroes, que iban en un autobús de dos pisos.

Los fanáticos aclamaron con alegría a sus héroes, que iban en un autobús de dos pisos.

Una multitud de fanáticos aclama jubilosamente a los nuevos campeones de la NBA a las puertas de la American Airlines Arena.

La ciudad de Miami homenajeó con júbilo este lunes a su equipo de baloncesto, el Heat, entre vítores y una lluvia de confetis después de haber estado días de fiesta celebrando la victoria que lo coronó campeón de la NBA.

Todo comenzó con un desfile que pasó por la emblemática Calle 8, la Avenida Brickell y Biscayne Boulevard a lo largo del cual los fanáticos aclamaron con alegría a sus héroes, que iban en un autobús de dos pisos.

La caravana, escoltada por policías motorizados, estuvo integrada además por un camión de bomberos, y los ochos autobuses que la componían llevaban a ambos lados letreros mostrando el trofeo de los campeones y un enorme “Gracias, fanáticos del Heat”.

La lluvia que azotó fuerte los últimos días a la ciudad era una preocupación, pero nada impidió el festejo y una augurada tormenta de verano nunca llegó.

Uno de los tres grandes protagonistas de la victoria, Dwayne Wade, tuvo el honor de portar el trofeo a lo largo del recorrido por la ciudad.

“Lo menos que podíamos hacer era venir aquí, agitar nuestras manos y mostrar nuestro aprecio por ellos”, dijo Milagros Gómez una entre los miles de fanáticos del Heat que acudieron a rendirles homenaje.

Ya dentro del estadio, la casa del Heat, cientos esperaban a sus 15 jugadores que, en medio de una ensordecedora euforia fueron presentados, uno por uno, a la multitud: LeBron James, Dwayne Wade, Chris Bosch...

Otros miles que nunca pudieron llegar a la Arena, ni siquiera a los alrededores, quedaron atascados en un tráfico demoníaco que atestó en ambas dirección, norte y sur, la carretera interestatal 95.

Además de familiares, acompañaron a los jugadores durante el jolgorio la mascota Burnie, y el coach Erik Spoelstra y su jefe, Pat Riley. “Hubo quienes no contaban con este equipo. Nunca estimaron cuán parecido éramos a una familia. Hoy es nuestra fiesta”, dijo Spoelstra al público en el auditorio.

Los alcaldes tanto de la ciudad de Miami, Tomás Regalado, como del condado Miami- Dade, Carlos Giménez, se dirigieron al público durante el acto de tributo, y éste último proclamó el lunes 25 de junio como el “Día del Miami Heat, Campeones 2012 de la NBA”.
XS
SM
MD
LG