Enlaces para accesibilidad

Los campeones de “pequeño México”


Los futbolistas de la escuela de Woodburn esperan ganar algún día la copa estatal.

Los futbolistas de la escuela de Woodburn esperan ganar algún día la copa estatal.

Los Bulldogs de la secundaria Woodburn, después de jugar su vigésima quinta final han ganado el torneo de fútbol.

La calle principal en Woodburn, Oregon, está llena de taquerías, tiendas de botas y sombreros mexicanos, letreros en español y una estación de autobuses, que cruzan la frontera y llevan a los habitantes de este pueblo hasta México.

Desde hace 50 años, inmigrantes mexicanos viven en Woodburn y con los años este pueblo se ganó el nombre de “Pequeño México”.

Sin embargo, al cruzar la calle se encuentra la Escuela Woodburn, y ahí no hay taquerías ni letreros en español, la escuela Woodburn es el típico centro de estudios como en cualquier otro suburbio estadounidense.

El equipo de soccer de la escuela Woodburn está conformado por los niños latino-estadounidenses que han vivido toda su vida en “Pequeño México” y que, año con año, llegaban a las semi finales de la liga y nunca habían logrado ganar el campeonato hasta este año (2010).

“Ellos tienen un nivel de juego muy bueno, y siempre llegan a las semifinales, ningún otro equipo ha logrado eso. Sin embargo nunca habian llegado a ser los campeones estatales, y yo siento que es por la diferencia de culturas y experiencias que estos niños han tenido en comparación con los niños americanos de las otras escuelas”, comentó Steve Wilson, corresponsal de la Voz de América.

Este periodista viajó a “Pequeño México” a conocer a los semi-campeones de la liga de soccer ya que le inquietaba saber porque estos jugadores vencían durante toda la temporada a los demás equipos pero en la final siempre perdían.

Wilson conoció a Martin estadounidense pero de padres mexicanos, quien nació en Los Ángeles pero actualmente vive en Woodburn, Oregon y alguna vez perteneció al equipo de soccer de los Bulldogs.

Martin dijo que los latinos no son bien vistos por los otros integrantes de las diferentes escuelas y que al sentirse como un intruso, su nivel de juego en la cancha no era el de un ganador, sino mas bien el de un perdedor.

Pero este año todo cambio y su sueño se hizo realidad. Los Bulldogs de “Pequeño México” son campeones estatales después de 25 finales perdidas, la final del 2010 les dio el título de el mejor equipo de la liga.

XS
SM
MD
LG