Enlaces para accesibilidad

Las elecciones y los jóvenes

  • Federica Narancio

Muchos de los jóvenes que votan en las elecciones del domingo reclaman mayores incentivos laborales y económicos.

Muchos de los jóvenes que votan en las elecciones del domingo reclaman mayores incentivos laborales y económicos.

El acceso a la vivienda y al mercado laboral son las principales preocupaciones de los jóvenes uruguayos, que este domingo depositan su voto. Tanto los jóvenes del Partido Nacional como del Frente Amplio elaboraron propuestas para atacar esta problemática.

En Uruguay, el acceso al empleo y a la vivienda son dos temas centrales para los jóvenes uruguayos y forman parte de las propuestas que quieren impulsar tanto los jóvenes del Partido Nacional como los del Frente Amplio.

En un país donde la población está envejecida y donde la tasa de emigración de los jóvenes al exterior es muy alta (más de la mitad de los que emigraron al exterior entre 2000 y 2006 tenían entre 20 y 30 años), los jóvenes uruguayos reclaman más incentivos para quedarse, dijo a la Voz de América Federico Ricagni, presidente de la Juventud del Partido Nacional.

“La problemática laboral es mayor entre los jóvenes, ni que hablar entre las mujeres jóvenes”, aseguró.

“Por eso elaboramos un plan de gobierno de juventud en 2004 que lo volvimos a actualizar y que el Partido Nacional tomó como propio, con propuestas destinadas hacia los jóvenes en varias áreas, sobre todo el empleo, la vivienda y la educación en todos los ámbitos y niveles”.

Entre algunas de las propuestas, las juventudes del Partido Nacional plantearon “la exoneración de aportes patronales a la seguridad social de todos los jóvenes que ingresen a trabajar, para estimular la contratación del joven”, contó Ricagni.

“También hablamos de darle certificaciones a los jóvenes que dejaron de estudiar pero se dedicaron a trabajar. Por ejemplo, si un muchacho trabaja hace más de cinco años en un taller mecánico, podría ser certificado por saber hacer su trabajo y eso le sirve para el curriculum. Si le falta experiencia laboral, también se le puede ayudar a que vaya a la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) a especializarse y mejorar sus capacidades”, dijo.

Las juventudes frenteamplistas también elaboraron sus propuestas y éstas fueron integradas al programa de gobierno del Frente Amplio. Algunos de sus objetivos principales coinciden con los del Partido Nacional, tal como incentivar la contratación de jóvenes y ayudar a que accedan a la vivienda propia.

Sin embargo, Federico Graña, de las Juventudes Frenteamplistas, consideró que una de las principales diferencias es que el Frente Amplio “no cree que esas medidas se puedan alcanzar a través de la desregularización laboral”.

“En procesos anteriores, por ejemplo, no regía el Consejo de Salarios, que se dejó de llamar durante la presidencia de Lacalle. Nosotros creemos que el Estado debe jugar un rol importante en estos temas”.

Graña agregó que otra diferencia es que ellos apoyan temas sociales como la despenalización del aborto, la unión concubinaria entre parejas homosexuales y la adopción gay. El Partido Nacional y los jóvenes que lo integran son más conservadores en estos aspectos, dijo Graña.

Jóvenes uruguayos que no militan en ninguno de los dos partidos dijeron a la Voz de América que para ellos, los principales problemas que enfrentan son efectivamente el acceso a la vivienda y el trabajo.

“El acceso a la vivienda es complicado. Cuando alquilás está el tema de la garantía. Te piden seis o siete meses de garantía, y si pagas $ 4.000 pesos por mes tenés que tener hasta $ 24.000 pesos en la mano, por ejemplo. Algunos te piden hasta diez meses de garantía. Eso es plata que tenés que dar en contado”, dijo Federico, de 28 años, que prefirió no dar su apellido.

Consultado respecto de cuál de los dos candidatos – Luis Lacalle del Partido Nacional o José Mujica del Frente Amplio – responden mejor a las problemáticas de los jóvenes, Federico dijo ser más descreído de los políticos.

“Cambian los gobiernos pero las cosas siguen igual”, consideró.
Sabrina Peirano, de 21 años, dijo por su parte que “la educación tiene que ser más accesible a todos porque te piden muchos requisitos a la hora de buscar trabajo. Tiene que haber, por ejemplo, más talleres de informática, que eso te lo piden mucho”.

“También es muy difícil trabajar ocho horas e ir a la facultad seis. No hay facilidades para los estudiantes universitarios”, agregó Peirano, quien estudia para ser contadora en la Facultad de Ciencias Económicas. Pese a que va a la universidad pública, dijo que está buscando trabajo para costearse los materiales de estudio y para ayudar a mantener su hogar.

Peirano dijo que ella votará por Mujica porque está de acuerdo con el programa de gobierno del Frente Amplio.

Victoria, una joven de 27 años que apoyó al Partido Colorado y ahora apoyará al Partido Nacional, dijo que los políticos le deben “dar una chance a los jóvenes”.

“Este es un país de dinosaurios donde a los jóvenes les cuesta mucho arrancar a trabajar. Una vez que están encaminados es más fácil, pero para empezar a trabajar tenés que tener contactos y eso lo hace mucho más difícil, por lo menos lo siento de esa manera”, dijo Victoria, quien estudia diseño gráfico y está buscando trabajo.

XS
SM
MD
LG