Enlaces para accesibilidad

Copias de seguridad

  • Anchel Labena
  • Anchel Labena

Las copias de seguridad pueden evitar llevarnos algún disgusto.

Las copias de seguridad pueden evitar llevarnos algún disgusto.

Es muy fácil guardar fotos, documentos, música y videos en una computadora. Pero aún más fácil es perderlos.

Vivimos en una era en la que todo es digital: las fotos, los videos, la música, las noticias… Las computadoras vienen cada vez con discos duros más grandes y es muy fácil guardar todos nuestros archivos sin preocuparnos más.

Pero no hay que dejarse llevar por esta falsa sensación de seguridad. Las computadoras son fiables, sí. Pero también tienen una gran facilidad para borrar archivos. Ya sea un virus, una avería o incluso una eliminación accidental, en menos de un día podemos perder todos nuestros recuerdos digitales.

Por eso es de vital importancia mantener siempre una copia de seguridad o “backup”. Una copia de todos nuestros archivos importantes para poder recuperarlos en caso de una catástrofe. Por mucha pereza que pueda dar o por falta de tiempo, es algo que no se nos puede pasar por alto, sobre todo teniendo en cuenta que a día de hoy guardamos todas nuestras vidas en la computadora.

¿Y cómo hacer una copia de seguridad?

La opción más rápida y adecuada es utilizar un disco duro externo. A día de hoy estos discos son muy baratos y además de para copias de seguridad se pueden utilizar para muchas otras cosas. Otra opción menos práctica pero también accesible son los DVDs, pero estos no permiten las copias de seguridad incrementales, es decir, en las que con cada nueva copia sólo se añade lo nuevo o actualizado desde la última copia.

Por supuesto uno puede hacer una copia de todos sus archivos manualmente. Pero por lo general la mayoría de usuarios no guardan todo de forma ordenada, cabiendo la posibilidad de que se nos olvide una carpeta llena de fotos. En este caso conviene ser muy organizado y hacer uso de las carpetas predeterminadas para estos usos, como “Mis documentos” o “Mis imágenes” en Windows o “Fotos” y “Música” en Mac. De esta forma no correremos el riesgo de olvidarnos de ningún archivo suelto.

La otra posibilidad, más recomendable, es usar un programa que realice copias de seguridad automáticamente con una programación. La mayoría de computadoras vienen con sistemas muy avanzados para esta función. Mac OS X, desde su versión de Leopard, viene con la intuitiva “Time Machine” (accesible desde el Dock). Windows Vista y Windows 7 también traen su aplicación de copias de seguridad. Para acceder a ella hay que ir a Inicio y escribir “Copias” o “Backup” y aparecerá la aplicación. También se puede acceder desde Programas, Mantenimiento. Todos estos programas se pueden configurar para que realicen copias de seguridad acumulativas (solamente se copia lo nuevo que se haya cambiado o añadido) de forma periódica.

Existen varios programas que incluyen estas funciones, aunque siempre hay que tener en cuenta que muchas compañías venden productos caros cuyas prestaciones las puede ofrecer igual o mejor otro programa gratuito. En el caso de versiones anteriores de Windows como el XP estas aplicaciones suelen ser más útiles, ya que los sistemas integrados de copia de seguridad son demasiado antiguos o inexistentes. Por lo general las suites de antivirus para PC vienen con opciones para copias de seguridad, al igual que los programas preinstalados de muchos ordenadores portátiles.

En cualquiera de los casos es altamente recomendable mantener siempre una copia de seguridad. Nunca se sabe cuándo puede fallar una computadora y perder todos los datos.

XS
SM
MD
LG