Enlaces para accesibilidad

Inflación atormenta a Venezuela


En bolívares el dólar parelelo en Venezuela vale casi el doble que el tipo de cambio oficial y casi tres veces el dólar para importaciones.

En bolívares el dólar parelelo en Venezuela vale casi el doble que el tipo de cambio oficial y casi tres veces el dólar para importaciones.

El presidente Chávez acusado a los empresarios de especular y de conspirar contra su gobierno.

En los últimos días, el Banco Central y el Instituto Nacional de Estadísticas de Venezuela, informaron de un avance de los precios de 5,2 por ciento en abril y una tasa de inflación anual de 30,4 por ciento. De esta forma Venezuela mantiene su posición como el que país registra la inflación más alta en América Latina y el empresariado le pasó la factura al presidente Hugo Chávez y su equipo económico.

José Guerra, ex funcionario del Banco Central y catedrático de economía en la Universidad Central de Venezuela, auguró que Venezuela cerrará el 2010 con una inflación de 35 por ciento. "El problema de la inflación se está yendo de las manos del gobierno", dijo Guerra.

Varias voces del liderazgo empresarial se han levantado en los últimos días, acusando al presidente Hugo Chávez de estrangular el ambiente de negocios al propiciar un alza del dólar que les encarece la compra de productos en el exterior.

El mandatario por su parte, una vez más reaccionó con su teoría conspirativa. "Hay una conspiración. La burguesía tiene mucho que ver en el manejo económico. Yo le advierto a la burguesía: no nos vamos a dejar acorralar", afirmó.

Los empresarios aseguraron que Chávez ha permitido de manera irresponsable una escalada del dólar en el mercado negro, lo cual aumenta los costos a casi la mitad de los importadores en el país sudamericano.

"El gobierno no considera” un control del precio del dólar "como prioritario", dijo Alfonzo Rivas, presidente del Cedice (Centro de Divulgación del Conocimiento Económico), una organización no gubernamental que promueve las libertades individuales y económicas.

En enero, el gobierno de Chávez impuso dos tasas cambiarias paralelas, en una de las cuales el dólar vale 2,6 bolívares para la compra al exterior de artículos prioritarios, como alimentos, y otra de 4,3 bolívares para la importación de productos considerados no esenciales.

Pero el gobierno no ha distribuido suficientes dólares al tipo de cambio oficial para satisfacer la demanda, obligando a casi la mitad de los importadores a comprar los billetes verdes a un precio mucho mayor en el mercado negro.

En la primera semana de mayo, el cambio paralelo del dólar batió un nuevo récord, alcanzando casi a 8 bolívares por dólar, prácticamente el doble del cambio oficial que se encuentra a 4,3 bolívares por dólar y el triple respecto de la de 2,6 bolívares para las importaciones de artículos esenciales.

Todos los productos que no puedan ser importados al tipo de cambio oficial serán conseguidos en el mercado negro y esto causará inflación, manifestó Rivas.

Sin embargo Chávez prefirió responsabilizar a los empresarios ricos de atizar los precios. "No tengo dudas de que allí hay un alto componente especulativo y político", dijo el mandatario.

Los dirigentes empresariales en cambio rechazan las acusaciones del presidente venezolano. "Cualquier gobernante con buen juicio debe revisar sus planteamientos ideológicos, su política económica y el grupo de colaboradores", dijo Víctor Maldonado, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas, en declaraciones a Unión Radio y afirmó que son las políticas económicas distorsionadas, socialistas, de Chávez, las responsables de una inflación de dos dígitos.

XS
SM
MD
LG