Enlaces para accesibilidad

Otto se acerca a Nicaragua y Costa Rica

  • Voz de América - Redacción

Un deslave al oeste de Ciudad de Panamá atrapó a nueve personas el martes por la mañana. Siete fueron rescatadas con vida pero dos perecieron bajo el barro.

Un deslave al oeste de Ciudad de Panamá atrapó a nueve personas el martes por la mañana. Siete fueron rescatadas con vida pero dos perecieron bajo el barro.

Las autoridades costarricenses ordenaron la evacuación de 4.000 personas de su costa del Caribe y cancelaron las clases en todo el país

El huracán Otto, ahora de categoría 2, se intensificó este jueves cuando se cierne sobre la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, lo que representa un peligro de inundaciones y deslizamientos de tierra.

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, el huracán va a debilitarse a medida que el ojo de la tormenta se mueva tierra adentro y cuando emerja en el Océano Pacífico, en unas 12 a 14 horas, lo hará ya como tormenta tropical.

De acuerdo a las imágenes de satélite, Otto se mueve hacia el oeste a 8 kilómetros por hora.

Por la mañana se encontraba a 120 km al noroeste de la provincia de Limón en Costa Rica y llevaba vientos sostenidos de hasta 175 kilómetros por hora.

Se prevé que Otto descargue entre 15 y 30 centímetros de lluvia, con cantidades aisladas de entre 38 y 50 cm.

Las intensas lluvias asociadas a Otto ya causaron tres muertes en Panamá.

Las autoridades costarricenses ordenaron la evacuación de 4.000 personas de su costa del Caribe y cancelaron las clases en todo el país para lo que resta de semana. Las fuertes precipitaciones ya provocaron inundaciones en algunas zonas y el presidente, Luis Guillermo Solís, anunció que los funcionarios no tendrán que ir a trabajar el jueves y el viernes.

Según el Instituto Meteorológico del país, ningún huracán había tocado tierra en Costa Rica desde que existen registros oficiales.

Nicaragua también cerró escuelas y evacuó a más de 10.000 personas de la ruta que se prevé tomará la tormenta. Se espera que todo el país se vea afectado por intensas lluvias el jueves y el viernes, lo que eleva la posibilidad de inundaciones y deslaves en el interior.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que la tormenta recuperó categoría de huracán el miércoles por la noche, con vientos de 140 kilómetros por hora (85 millas por hora), tras fluctuar entre tormenta tropical y huracán a principios de semana.

Para el jueves por la mañana, los vientos sostenidos máximos de Otto habían aumentado a cerca de 165 km/h (105 mph) y era posible que subiera una escala más como huracán antes de tocar tierra.

El meteoro dejó fuertes lluvias en Panamá mientras avanzaba casi en paralelo a la costa norte del país.

El director de la defensa civil panameña, José Donderis, dijo que un deslave al oeste de Ciudad de Panamá atrapó a nueve personas el martes por la mañana. Siete fueron rescatadas con vida pero dos perecieron bajo el barro. En la capital, un niño murió al caer un árbol sobre el auto en que se encontraba en el exterior de una escuela.

Las autoridades panameñas cancelaron las clases y empezaron a liberar agua de las esclusas y lago

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG