Enlaces para accesibilidad

Huracán Joaquín se fortalece pero vira hacia el mar

  • Voz de América - Redacción

Foto de satélite del huracán Joaquín cuando se encontraba sobe las islas Bahamas.

Foto de satélite del huracán Joaquín cuando se encontraba sobe las islas Bahamas.

Los meteorólogos prevén que el huracán, el más fuerte de la temporada, virará hacia el mar y se alejará de la costa este de Estados Unidos.

El huracán Joaquín, que el jueves subió a una peligrosa categoría 4, parece estar a punto de virar hacia mar adentro y probablemente ya no golpeará directamente la costa este de Estados Unidos.

Se espera que la tormenta, la más fuerte de la temporada hasta ahora, mantenga su fuerza durante el viernes y puede llegar a tener vientos sostenidos de hasta 215 kilómetros por hora.

El viernes todavía se encontraba a unos 35 kilómetros al noreste de las Bahamas, donde todavía hay condiciones huracanadas.

El huracán provocó fuertes inundaciones y el desplazamiento de un centenar de personas en varias islas, pero hasta ahora no se han reportado la pérdida de vidas.

Aunque Joaquín no golpee de lleno la costa este estadounidense, las autoridades advierten que se experimentará al menos copiosas lluvias y fuerte oleaje, por lo que los preparativos de emergencia comenzaron a activarse desde Carolina del Norte hasta Nueva York.

En Carolina del Norte, se decretó desde el jueves la evacuación obligatoria de la turística isla Ocracoke, que por su ubicación en el extremo este sería la más expuesta ante un huracán.

Un poco más al norte, la mayor base naval de Estados Unidos, Norfolk Naval Station (al sur de Washington), fue puesta en alerta.

Virginia, Maryland y Nueva Jersey declararon estado de emergencia en prevención de la llegada de Joaquín.

"Necesitamos que se preparen y no entren en pánico", señaló el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, en su cuenta de Twitter.

"Es mejor prepararse para lo peor", escribió también el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, con el recuerdo vivo del huracán Sandy, que en 2012 arrasó la costa noreste de Estados Unidos, donde dejó alrededor de 200 muertos.

El presidente Barack Obama se mantiene al tanto de los preparativos, indicó la Casa Blanca.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG