Enlaces para accesibilidad

Esperanza en las favelas


Los pobladores esperan que con la presencia de las fuerzas de seguridad la violencia disminuya en el Alemao.

Los pobladores esperan que con la presencia de las fuerzas de seguridad la violencia disminuya en el Alemao.

Tras el megaoperativo policial y militar que recuperó el control de las favelas del Complexo do Alemao, los pobladores de Río de Janeiro tienen más esperanzas de que se logrará frenar la violencia.

El megaoperativo de 2.700 policías y efectivos de las Fuerzas Armadas brasileñas en un conjunto de favelas conocido como Complexo do Alemao, en Río de Janeiro, logró lo inimaginable: acceder a un territorio impenetrable que estaba en dominio de los narcotraficantes.

La euforia de las fuerzas de seguridad era tal que, cuando culminaron las redadas, se veían a soldados ondeando banderas desde la favela, según las imágenes transmitidas por la prensa brasileña.

En Río de Janeiro se vive un clima de alegría, pues este operativo marca un giro importante tras décadas de lucha contra los carteles de droga que hicieron de las favelas su bastión.

Fue un “primer paso” para terminar con los narcotraficantes, dijo el presidente saliente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.¿Y cómo sigue este puntapié inicial? ¿Tendrán éxito? ¿Lograrán revertir la situación de las favelas de cara a la Copa del Mundo en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016?

En principio, el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, anunció que los militares brasileños mantendrán una fuerte presencia durante siete meses más en las favelas recuperadas del Complexo do Alemao hasta instalar allí una Unidad de Policía Pacificadora (UPP), un proyecto implementado hace dos años por el gobierno de Río de Janeiro que encaró de manera diferente el problema de las favelas.

Conociendo de cerca este proyecto

Las UPP ya están presentes en una decena de favelas, beneficiando a un total de 200.000 habitantes de los barrios marginados de Río de Janeiro. Trabajan dentro de las favelas. En vez de combatir a los narcotraficantes fuera de ellas, como era habitual antes, se instalaron en las comunidades.

La primera UPP fue instalada en la favela Dona Marta el 20 de noviembre de 2008, la favela donde Michael Jackson grabó su popular video "They don´t care about us" y donde a comienzos de 2010 Alicia Keys grabó su parte del video "Put it in a love song", que realizó en conjunto con Beyoncé en Río de Janeiro.

Luego, el proyecto se extendió a otras favelas tales como Ciudad de Dios (conocida por la película del mismo nombre), Morro dos Macacos, Pavão-Pavãozinho, Jardim Batan, Morro da Formiga, y la última en Morro do Turano.

Su presencia ayudó a reestablecer la confianza de los habitantes en la policía y a su vez, ayudó a la policía a saber distinguir entre los criminales y los pobladores, que muchas veces eran víctimas de operativos policiales que atacaban y arrestaban a la gente indiscriminadamente.

Una consecuencia de la instalación de las UPP es que los narcotraficantes se corrieron de esas favelas a otras mayores en la zona norte, como a Complexo do Alemao, un lugar que hasta ahora era considerado como inaccesible.

XS
SM
MD
LG