Enlaces para accesibilidad

Exlíderes de la CIA defienden uso de la tortura

  • Voz de América - Redacción

El Informe de la Comisión de Inteligencia del Senado sobre la tortura es criticado por los autores del libro "Rebuttal".

El Informe de la Comisión de Inteligencia del Senado sobre la tortura es criticado por los autores del libro "Rebuttal".

En el libro "Rebuttal", exdirectores de la CIA como Porter Goss, José Rodríguez y George Tenet, y otros, así como abogados de la agencia afirman que el uso de la tortura fue crucial para extraer información de sospechosos de terrorismo.

Un libro escrito por exlíderes de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. defiende el uso de la tortura en sospechosos de terrorismo, indicando que la acción fue clave para extraer información sobre al-Qaeda.

El libro "Rebuttal", publicado por el Instituto Naval estadounidense, presenta las opiniones de tres exdirectores de la CIA: Porter Goss, José Rodríguez y George Tenet, así como otros líderes y abogados de la agencia quienes critican el informe del Comité de Inteligencia del Senado, en diciembre, sobre el programa de tortura de la CIA luego de los ataques del 11 de Septiembre de 2001.

El informe fue escrito por personal de la senadora demócrata de mayor rango en el Senado y entonces líder de la Comisión de Inteligencia, Dianne Feinsten.

Los ex líderes de la CIA dicen que el informe "distorsionó significativamente la realidad", fue divisivo y corrupto y "dejó al pueblo estadounidense con una terriblemente falsa impresión de que una organización rebelde mintió al presidente, al Procurador General, y al Consejo de Seguridad Nacional y dejó al país bajo la impresión de que Estados Unidos no ganó nada con su programa de detención e interrogación".

El personal de la senadora Feinstein, todavía la demócrata de mayor rango en la Comisión, dice que el libro contiene numerosas inexactitudes.

En un comunicado, Feinstein dijo que el libro "no desmiente la exactitud de los hechos (presentada) en el informe de la Comisión" y reitera que "las técnicas de interrogación fueron crueles y no produjeron información diferente a la que ya se había obtenido en formas más tradicionales y aceptables".

El informe senatorial sin embargo tuvo fuertes implicaciones, entre otras una ley que el congreso considera, que prohibiría las interrogaciones con tortura y una orden ejecutiva del presidente Barack Obama que prohibe el uso de la tortura, pero esa orden puede ser levantada por su sucesor.

Encuestas de opinión muestran que la mayoría de los estadounidenses creen que la CIA continúa usando la tortura y es justificado que lo haga.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG